Las elecciones se insertaron en un clima violento, no al revés: Lorenzo Córdova

- Por

Lorenzo Córdova quiere dejar en claro que los ataques a candidatos y capacitadores en el proceso 2018 son parte de la gran tradición de violencia en México. Los ataques a candidatos incómodos, las agresiones a personal del INE y demás casos de violencia son parte del día a día en un país que inició una guerra hace doce años. Por lo que las elecciones no elevaron los ataques, solamente se insertaron en un clima que ya era bastante tenso, sentenció.

En reunión con medios de comunicación digitales, Córdova y su equipo mostraron la capacidad con la que trabaja el INE para afrontar la elección presidencial más costosa y competitiva en la historia del México reciente. Los días en el edificio de Tlalpan son bastante largos y llenos de requerimientos. A menos de quince días de las urnas, el INE se siente cómodo con su trabajo durante los últimos meses. Las boletas están impresas, las capacitaciones han salido mejor de lo esperado y los obstáculos para ejercer el voto han sido mínimos.

Hay zonas de conflicto como Michoacán y Guerrero. Para Córdova es claro que habrá casillas en donde se generen algunos inconvenientes o simplemente no se instalen, pero el número de casos que se prevén son tan mínimos que no influirían en el proceso electoral. Además, dejó en claro, a solicitud de alguna acción inmediata para impedir estos abusos, que en el INE están denunciando ante las autoridades cada atropello. Pero que no tienen inteligencia policiaca para afrontar los ataques.

La intención de Córdova es la de garantizar total seguridad a sus capacitadores ciudadanos. Lo cierto es que la elección estará coordinada por el INE, pero las personas que estarán en las casillas y quienes los capacitaron son ciudadanos. Y es a ellos a quienes el gobierno debe garantizarles seguridad, trabajen o no para el árbitro electoral ese día. Por lo tanto pidió comprensión sobre los esfuerzos que realizan. “Hablar mal del INE es hablar mal de los ciudadanos involucrados”, dijo.

Lo cierto es que la violencia en México repuntó justo meses antes de que arrancara la elección 2018. El gobierno de Enrique Peña Nieto ha mantenido una estrategia fallida de seguridad y el 2017 fue considerado el año más violento en los últimos veinte años. Bajo un clima de peligro y alarma, el calendario electoral arrancó lleno de precauciones. Había que mandar a capacitadores y muchos de los poblados más peligrosos del país y el INE anuncia que ha requerido información para garantizar la seguridad de estas personas.

Las cifras de violencia continúan encendiendo las alarmas, al menos ochenta muertos diarios durante 2017 y ahora con agresiones semanales a candidatos de todos los partidos en el país. Las condiciones son complejas pero no determinantes para el primero de julio, señaló Córdova. Cada anomalía o ataque relacionado con el proceso electoral es reportado por el INE a las instancias de seguridad, pero no hay forma de que el INE arme a sus funcionarios para defenderse.

Para destacar el trabajo de los últimos meses, el consejero presidente mostró los avances. Prácticamente se puede arrancar la elección el día de hoy, dejaron en claro. Todos los reportes de avances en materia de capacitación, impresión, distribución y otras áreas, muestran cifras cercanas a 100%. El primero de julio de 2018 será un día agitado en el país, pero en las oficinas del INE será también una fecha decisiva. México no había celebrado nunca una elección tan grande y los responsables de ejercerla están conscientes de que su papel estará siendo observado por el mundo.