Esto dice la carta que envió Javier Duarte para defender a su esposa

- Por

En Veracruz se ha vivido un verdadero caos que deja ver la capacidad de saqueo, robo y abuso de autoridad de algunos gobernadores priístas. En el caso de Javier Duarte, nunca nadie había golpeado tanto a los veracruzanos. Después de su gobierno, los niveles de deuda, pobreza y la cantidad de muertos en el estado fueron noticia internacional. Para calmar las cosas, y con promesa de venganza, el panista Miguel Yunes fue elegido gobernador. Ahí inició el conflicto entre ambos.

Yunes, con bastante ayuda de la investigación periodística de Animal Político, logró detener a Duarte y hasta el momento continúan los juicios para generar una sentencia al priísta repudiado por los veracruzanos y la familia Yunes. Desde prisión, el hombre que gobernara Veracruz y rompiera récord de periodistas asesinados bajo su mandato, ha enviado una carta al periodista Ciro Gómez Leyva. La intención es la de defender a su esposa y reventar las posibilidades de que el hijo de Yunes gane la gubernatura.

El texto que Duarte comparte está escrito a mano, con tinta azul en hojas sencillas de cuaderno de raya. Escrito a mayúsculas, la misiva solicita que no se persiga más a su esposa, “una mujer orgullosamente veracruzana, madre de tres hijos, con una vocación de servicio a toda prueba”. Para el priísta en prisión, el intento de Yunes por capturar a su esposa es el de hacer propaganda política para que su hijo suba en las encuestas.

En Veracruz, la familia Yunes mantiene la gubernatura y, a punto de terminarla, el panista quiere que su hijo mayor continúe en el puesto para extender la era Yunes durante seis años más. Tanto los partidos contrarios al PAN y PRD buscan detener esta imposición, al igual que Duarte. El priísta despotrica en contra del panista en el poder, llamándolo “un dictador que se encuentra fuera de sus cabales”. Lo cierto es que Yunes ha dirigido buena parte de su gobierno a engrosar las carpetas en contra de los abusos de Duarte y su familia.

Los últimos avances apuntan a que la esposa de Duarte, Karime Macías, estaba consiente y participó en el desvío de recursos que hizo tan famoso a su marido en el poder. Los saqueos del matrimonio Duarte llegan hasta los 60 mil millones de pesos, según datos de la auditoría nacional. A Karime se le acusa de desviar más de 400 millones de pesos a través de su cargo honorario en el DIF veracruzano. En la carta a los medios, Duarte enfurece al mencionar estas acusaciones en contra de su esposa.

Mi esposa nunca ha sido funcionaria pública y por consiguiente nunca administró ni tuvo bajo su responsabilidad recurso público alguno, ella participó desinteresadamente y con un profundo sentido de solidaridad por los más necesitados”, comenta Duarte. Esta información contrasta con la evidencia que muestra que, al mando de Karime, el DIF de Veracruz desvío recursos a través de 400 empresas fantasma, siendo una de las primeras dependencias del gobierno de Duarte en iniciar con este modo de operación para robar recursos.

Duarte continúa asegurando que a nueve días de las urnas, la familia Yunes perderá a pesar de los esfuerzos del actual gobernador para continuar manteniendo su apellido en el gobierno veracruzano. Lo cierto es que el frentista Yunes Márquez se encuentra al menos a ocho puntos porcentuales del morenista, Cuitláhuac García.

Duarte termina comentando que después del dos de julio Yunes correrá la misma suerte que él y será perseguido “por todos los abusos, arbitrariedades, violaciones a la ley y delitos que ha cometido”, comenta, sin dejar en claro de cuáles abusos y delitos habla. También se deslinda de dos inmuebles que se le adjudican en Texas, con un valor de 30 millones de pesos.

Yunes ya logró una orden de aprehensión en contra de Karime y asegura que solamente falta agilizar el proceso de extradición para traerla ante la justicia veracruzana. «Es un trámite complicado», dice el veracruzano, señalando que espera detenerla lo antes posible. Además, comentó que viajará a Estados Unidos para asegurar los bienes que menciona Duarte en la carta.