Ernesto Cordero se lanza en contra de Anaya en una clara alianza PRIANISTA

- Por

¿Quieres una muestra de la gran fractura del PAN? Sencillo, podemos llamarla Ernesto Cordero. Este líder conservador se ha asegurado el control de la cámara de senadores en México y sus opiniones y votos han estado bastante alejados de lo que el PAN pretendía en sus inicios. Conocido como uno de los “rebeldes del PAN”, Cordero funciona bien como priísta.

Basta ver su accionar durante su trabajo actual para entender que sí, está completamente convencido de que Ricardo Anaya fue uno de los más grandes errores del panismo y que su autoimposición en la boleta electoral dejó a un partido completamente lesionado. La petición de ayuda del PAN a su más grande rival, el PRD, es otra de las maniobras que hicieron de panistas como Javier Lozano y Ernesto Cordero dos grandes rivales de la campaña de Anaya.

Pero no solo eso, el día a día del queretano como aspirante a la presidencia ha sido un calvario gracias a los esfuerzos de la PGR por incriminarlo en un presunto lavado de dinero. La última “prueba” que ha salido a la luz es un video claramente manipulado para destruir el segundo puesto del panista. Lo cierto es que Anaya sí está ligado a la venta de una nave comercial con una opaca intención de fondo, pero los últimos ataques se notaban claramente orquestados para dañarlo.

Es aquí en donde entra Ernesto Cordero. Conocido por despreciar a Ricardo Anaya, el líder del senado mexicano ha salido a demandarlo públicamente. Su única prueba es ese video que hace algunos días sacudió aún más la campaña del panista y que claramente aporta un testimonio elaborado a una carpeta de investigación que no ha avanzado en absoluta para arrestar a Anaya por lavado de dinero.

Cordero dice en su demanda que “Ricardo Anaya Cortés ha utilizado su posición política y sus puestos en el servicio público con el propósito de obtener una ventaja económica en su crecimiento político”. Al revisar qué elementos aporta para acrecentar las acusaciones en contra del queretano, Cordero se remite, textualmente, a un video en YouTube. Después, plasma la supuesta conexión entre Anaya y Barreiro, un empresario queretano, para lavar dinero.

Que un líder del senado nacional se lance de lleno en contra de un candidato presidencial es alarmante: aún más si son de la misma fuerza política. Pero también esta demanda deja ver a un Cordero totalmente alineado a las intenciones del PRI. El partido en el poder se ha esforzado por hundir a Anaya usando a la procuraduría nacional y ahora a un elemento panista de renombre en la política capitalina.

Pero la demanda no le ha salido muy bien a Ernesto Cordero. En primer lugar, su partido está herido y este tipo de acciones revientan aún más las posibilidades de conciliación interna. En segundo lugar, los militantes panistas y la sociedad en general le reclaman su servilismo a las intenciones del PRI. “De verdad piensas que estás haciendo algún bien, pero lo único que estás logrando es afectar al PAN.. si te queda algo de dignidad (después de haberte vendido al PRI) deberías de renunciar a tu militancia”, comenta un usuario en Facebook.

A prácticamente quince días de que terminen las campañas presidenciales, Ricardo Anaya ha recibido ataques constantes para derribarlo del segundo sitio de las encuestas. Lo cierto es que detrás de estos ataques hay un interés priísta por acomodar a su candidato, Antonio Meade, en una posición más cercana al líder puntero, López Obrador.

Como respuesta, Anaya se ha lanzado en contra del presidente Enrique Peña, prometiendo capturarlo en caso de ganar las elecciones. Pareciera que la demanda de Cordero pudiera funcionar, pero las personas rápidamente le han cuestionado el porqué demandar a Anaya sobre este tema y no denunciar otros escándalos como La Estafa Maestra, la Casa Blanca de Enrique Peña Nieto, los desvíos millonarios de Javier y César Duarte, entre otros.