¿Azcárraga está completamente del lado de AMLO? Todo indica que sí

- Por

El magnate de la televisión en México tiene claras dos cosas. En principio, Emilio Azcárraga sabe que el internet y sus plataformas le han quitado millones de televidentes a su canal Televisa. La otra, que sus alianzas con los gobiernos priístas parecen haber terminado. El hombre que hiciera una fortuna gracias a la televisora de su padre está moviendo sus fichas para asegurar una buena imagen con un posible gobierno de López Obrador.

Las encuestas no dejan de marcar al tabasqueño como el favorito para ganar las elecciones presidenciales de este año y muchos empresarios están empezando a moverse rápido para no perder privilegios. Televisa fue durante décadas la televisora oficial del PRI en el poder. Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, el canal más visto en México y su maquinaria ayudaron a colocarlo en la silla presidencial.

Ahora, con un PRI totalmente debilitado y en tercer sitio, Azcárraga sabe que un posible gobierno de Obrador está por instalarse. Por eso el empresario de cincuenta años ha decidido fungir como una alianza entre Obrador y los empresarios más reacios a un gobierno de izquierda. Cuando todo parecía perdido, Emilio Azcárraga logró reunir a los empresarios Germán Larrea, Claudio X. y Alejandro Ramírez con el tabasqueño.

Parece que el líder de Televisa está acomodando todo para no hacer de su televisora un tropiezo para Obrador, contrario a lo sucedido en el 2012. Ahora, el magnate de la televisión le ha dado la oportunidad al líder puntero en las encuestas de celebrar su cierre de campaña en el mítico estadio Azteca. Este sitio es conocido como una de las grandes casas de Televisa, en donde juega su equipo estrella, las águilas del América. Esto después de que el gobierno capitalino no permitiera al líder de Morena la clausura de su campaña en el Zócalo capitalino.

Pero no solo eso. Durante los dos meses y una semana de la campaña presidencial, Televisa se  ha puesto fácil a López Obrador. Un ejemplo sencillo es la larga entrevista en el programa de análisis político Tercer Grado. Con un panel completo que en su mayoría ha operado en contra de las posturas del tabasqueño, de repente se mostraron tranquilos, permisivos y amistosos con el hombre que asegura está a un paso de ganar la elección presidencial.

Para agrandar el lazo, el suegro de Emilio Azcárraga se ha mostrado públicamente en mítines del tabasqueño. Aplaudiendo y sonriendo junto al candidato de Morena, los guiños que muestran una apertura de Televisa ante la intención presidencial de Obrador son más que claras. Pero no solo eso, también la competencia principal de Televisa ha guiñado el ojo al tabasqueño.

Tv Azteca se ha mostrado complaciente con la intención de Obrador y parece ser que las dos grandes televisoras de México ya están pactando para continuar con contratos jugosos en un posible gobierno de izquierda. Durante la década de Enrique Peña, estas dos televisoras acapararon todo tipo de publicidad que les solicitara el priísta. Con esto, intentar mantener una alianza mediática con el poder que buscan continuar hasta el 2024.

Andrés Manuel ha dejado en claro que en caso de ganar no despilfarrará en publicidad oficial. Esto después de que el actual presidente mexicano derrochara 40 mil millones de pesos. Basta esperar al primero de julio para saber si los últimos movimientos de Azcárraga habrán servido de algo.