Ricardo Anaya y Barrales ya perdieron las elecciones, declara líder del PRD

- Por

En algún momento sonó como una muy buena idea que la agenda del panismo y el perredismo se unieran para darle batalla al PRI y a la popularidad de López Obrador. Junto con el partido Movimiento Ciudadano se formó un Frente que pensaba que la unidad de fuerzas políticas les daría oportunidad de llegar a la presidencia. A diez días de la elección, los conflictos internos del Frente salen por todas partes.

El secretario de Operación Electoral del CEN del PRD, Vladimir Aguilar, ha declarado algo que ya se auguraba. El perredismo está bastante molesto con las decisiones políticas de Ricardo Anaya y su equipo más cercano. El queretano que prometió una agenda en conjunto con el perredismo y el partido naranja, terminó por imponer su visión católico-conservadora en la campaña. La última traición de Anaya llegó hace unos días, al pactar con los intereses del Frente Nacional por la Familia, una sociedad ultraconservadora antiabortista.

Para los perredistas esto es una clara muestra de que Anaya no tiene en cuenta la opinión de sus aliados y que hará lo que sea estos últimos diez días para rascar votos. Para Vladimir no queda más que resignarse a los resultados del primero de julio y pensar en cómo sanar las heridas de una derrota anunciada. Para este hombre de la élite perredista, Anaya ya perdió la presidencia. Pero no sólo eso, la fuerza que mantenía el PRD en la Ciudad de México también habría terminado, según su pronóstico.

«A diez días de la elección, Ricardo Anaya y Alejandra Barrales ya han sido derrotados; no lo decimos nosotros, así lo indican prácticamente todas las encuestas serias”, comentó el secretario del partido amarillo que estuviera a punto de ganar las elecciones presidenciales en el 2006, con López Obrador a la cabeza. Vladimir afirma que dentro del perredismo más izquierdista no terminan por comprender el atrevimiento de Anaya al acercarse a los movimientos ultracatólicos.

Otro factor que el líder perredista considera para justificar la derrota de la dupla Anaya-Barrales es la poca capacidad de conciliación que tuvieron el panismo y el PRD. Para Vladimir no hubo nunca una verdadera alianza o puntos en común desde el inicio y eso provocó que el Frente arrancara con muchas dudas. Incluso comentó que aunque las candidaturas de Anaya y Barrales fueron impuestas y legales, no son legítimas para la ciudadanía, que puede ver en ellos caprichos políticos, antes que intenciones de gobernar en favor de ellos.

Después de estas declaraciones incendiarias, el comité nacional del PRD salió a defender a sus candidatos a la presidencia y la jefatura de la capital mexicana. Aseguran que las declaraciones del secretario perredista son aisladas, y que representan solamente su visión personal. Recalcaron también que el Frente es una estructura sólida que está preparada para el día de la votación. Lo cierto es que dentro del PRD ya se están alistando para la derrota nacional, como en el caso de Silvano Aureoles, gobernador de Michoacán, que ya se alió con Meade.

Vladimir Aguilar asegura que lo mejor es visualizar escenarios a futuro. Después de la elección del primero de julio, el perredista afirma que es necesario mirar de nuevo a la ideología de cada partido para fortalecerse de manera individual y no caer en errores similares.