Todo lo que debes saber sobre el tercer debate presidencial

- Por

Para esta edición electoral, los debates se han distribuido estratégicamente en tres presentaciones. La intención del INE es la de descentralizar el asunto y realizar uno en Ciudad de México, otro en Tijuana y uno más en Mérida, Yucatán. Al desplazarse por el mapa nacional, los candidatos acercan sus propuestas a públicos que antes se dejaban a un lado.

En el debate que se realizará en Yucatán el doce de junio, los aspirantes a la presidencia tendrán una terna de moderadores críticos que cuestionarán sus posturas. Los periodistas Carlos Puig, Gabriela Warkentin y Leonardo Curzio estarán encargados de moderar y cuestionar a los presidenciables. La trayectoria personal de cada uno los hace elementos ideales para el encuentro yucateco.

La directora de W Radio es conocida por su aporte crítica a las campañas presidenciales y a los actores políticos antes de aspirar a un cargo tan grande. Warkentin ha asegurado una voz sólida sin ligas partidistas que la coloca como candidata aceptable para moderar el tercer debate convocado por el INE. Además, Carlos Puig es también un elementos importante para consolidar una voz crítica en el encuentro.

El anuncio de Leonardo Curzio sorprendió, después de que se anunciara al conductor de noticieros, Javier Alatorre, como uno de los moderadores principales. Este cambio responde a peticiones para que fueran periodistas y no conductores los que se encargaran de dirigir el encuentro entre candidatos presidenciales. Además de que Alatorre declinó a la invitación. Estas solicitudes también clamaban a personajes como Carmen Aristegui en el debate nacional, algo que el INE ha ignorado.

La estructura de este debate tendrá preguntas en tiempo real que proporcionarán los mexicanos a través de las redes sociales. Se seleccionarán algunas preguntas fuera del planeamiento regular para que los candidatos a la presidencia respondan en tiempo real. Estas prácticas son generadas por el árbitro electoral para sacar de su confort a los candidatos y se vean forzados a responder temáticas de todo tipo.

https://twitter.com/warkentin/status/994416170928308224

Antes de este encuentro en Yucatán, los candidatos debatirán en Tijuana en donde tendrán, por primera vez, un público en vivo que le lanzará preguntas. La idea del INE es la de no permitir que los presidenciables lean sus discursos ni tengan un diálogo prefabricado que los haga sentir cómodos. La intención es la presionarlos para generar un verdadero encuentro que discuta ideas y propuestas.

Según el INE, a partir de esta elección presidenciales cambiarán las formas en las que se dialoga con los candidatos. La introducción de transmisiones por internet y redes sociales, las preguntas del público y los moderadores más certeros harán de estos encuentros algo más que simples presentaciones de propuestas.

En el debate yucateco, los candidatos tendrá la última oportunidad para hablar libremente a los mexicanos antes del día de la elección. Además, los temas serán seguridad, educación y salud: tres de los temas más polémicos de la agenda electoral. Por el momento, todos los candidatos han aceptado la invitación a los tres encuentros que organiza el INE.