X

Sobornos de Odebrecht en México empezaron desde 2009: MCCI

Fuente: Archivo/Reuters

Los sobornos por parte de la compañía constructora brasileña Odebrecht, iniciaron en nuestro país desde 2009, y son significativamente superiores a lo que se había calculado en un primer momento, revela una investigación de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI).

Y es que, a finales de 2016, Odebrecht firmó un acuerdo de colaboración con el gobierno de los Estados Unidos: sus altos directivos colaborarían con la investigación ejecutada por el Departamento de Justicia americano, y con las autoridades brasileñas, para reducir sus sentencias.

Altos ejecutivos de Odebrecht y Braskem, su filial, tendrían que testificar bajo juramento las formas y las cantidades que aportaron ilícitamente a los gobiernos de distintos países: confesaron haber pagado 439 millones de dólares en sobornos a 12 países, además de Brasil.

En lo que toca a México, los delatores admitieron haber inyectado 10 millones de dólares, que se habrían depositado a diferentes cuentas bancarias entre 2010 y 2014; sin embargo, la investigación del MCCI ha revelado que la cifra real es de 16 millones 595 mil dólares, que comenzaron a fluir en nuestro país desde 2009, el año en que se le otorgó el permiso para construir su planta veracruzana, Etileno XXI, y el mismo año de las elecciones federales intermedias.

Estos pagos se dieron con la intermediación de dos instituciones, señala el reporte: Banco Mercantil del Norte y The Bank of New York; que arbitraron, entre el 3 y 9 de junio de 2009, dos transferencias por 2 millones 358 mil dólares a una empresa fachada con sede en Poza Rica, Veracruz.

El reporte, firmado por Raúl Olmos, detalla que: “las autoridades mexicanas no han precisado si los 10 millones 500 mil dólares que hasta ahora han confesado los ejecutivos de Odebrecht son una porción de los 16 millones 495 mil dólares identificados por MCCI en expedientes de Brasil, o si son un monto adicional de sobornos”.

Lo cierto es que el grueso de esas transferencias no sólo alcanza a Petróleos Mexicanos y a su ex presidente Emilio Lozoya, sino a los gobiernos de los estados de Veracruz y Michoacán; y gracias a esa red corrupta, entre 2009 y 2014, Odebrecht obtuvo contratos equivalentes por 30,000 millones de pesos.

Fuente: Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Esta es una copia de las transferencias entre Constructora Internacional del Sur (empresa fachada de Odebrecht usada para pagar sobornos) y Blunderbuss (empresa fachada fincada en Veracruz para recibirlos).

Las dos primeras transferencias

Entre el 3 y el 9 de junio de 2009, el banco panameño Credicorp Bank registró una serie de transferencias entre dos compañías que fueron posteriormente identificadas como ‘de papel’, fachadas, que servían a Odebrecht para ocultar sobornos, y al gobierno mexicano para recibirlos: Constructora Internacional del Sur SA (de Odebrecht) y Blunderbuss Company de México SA de CV (fincada en Poza Rica, Veracruz).

La primera de esas transferencias se realizó el 3 de junio, cerca del mediodía. El monto era de 1 millón 148 mil 142 dólares, que salió de Constructora Internacional del Sur, con número de cuenta 4010177279, hacia Blunderbuss, que se creó exactamente un año antes, el 3 de junio de 2008. Bank of New York sirvió como intermediario de la transacción.

Seis días después, con Banorte como intermediario, Credicorp registró una segunda transferencia por 1 millón 209 mil 966 dólares, de Constructora Internacional a Blunderbuss. Estas dos transferencias, al tipo de cambio de entonces, equivalían a 31 millones de pesos. 

Esta triangulación de recursos tiene un interesante contexto, toda vez que fue ese año, el 2009, cuando Braskem surgió de manera sorpresiva para salvar el proyecto fallido del sexenio de Fox, El Fenix, que vendería gas etano a precio preferencial.

Fue Fidel Herrera, entonces gobernador priísta de Veracruz, el que donó 200 hectáreas en la región de Coatzacoalcos a Braskem para que construyera ahí Etileno XXI; y fue Felipe Calderón el que accedió a venderle gas etano a un precio 29% menor respecto del mercado internacional.

Olmos subraya: “Las primeras transferencias a Veracruz de la estructura de sobornos de Odebrecht coinciden con el resurgimiento de Etileno XXI, pero también con la elección federal intermedia en la que se renovó el congreso federal”.

Fuente: Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad. Esta es una copia de Meinl Bank (institución propiedad de Odebrecht) que registra la transferencia a favor de Blunderbuss de México.

El papel de los gobiernos de Michoacán y Veracruz

Gracias a las pesquisas de MCCI, supimos que “los dueños” de Blunderbuss, empresa afincada en Poza Rica, son dos socios: un vendedor de seguros que vive en una pequeña casa de Papantla; y un empleado de una gasolinera de Poza Rica.

Eso no impidió para que Blunderbuss recibiera, entre 2010 y 2011, ya en tiempos de Javier Duarte, al menos 3 millones 754 mil dólares de Odebrecht. Evidentemente, los dos socios de la firma veracruzana son prestanombres, y la firma ha servido como intermediaria de pagos ilícitos.

El dinero que Blunderbuss recibía, partió del Departamento de Operaciones Estructuradas de Odebrecht, que estaba al mando de Fernando Migliaccio Da Silva, y que fue arrestado en Suiza en 2016. A este departamento ahora se le conoce como “el departamento de sobornos”.

Este mismo departamento, en 2010, transfirió 383 mil dólares para la realización de una presa ubicada en Michoacán. A esta obra se le conoció con el nombre clave de ‘PH Michoacán’. El costo total de esa obra, firmado por el gobernador Lázaro Cárdenas Batel (PRD), fue de 1,500 millones de pesos. Sin embargo, su sucesor Leonel Godoy (también PRD) infló el costo de las obras vía ampliaciones, hasta los 2,914 millones de pesos.

De acuerdo al reporte de Olmos, esta cadena de sobornos en Michoacan fue descubierta gracias a una cadena de correos electrónicos que la Fiscalía de Brasil pudo interceptar: “Uno de los mensajes, fechado el 19 de febrero de 2010, lo mandó Angela Ferreira Palmeira, identificada por los investigadores brasileños como la contadora del departamento de sobornos, a su superior Fernando Migliaccio Da Silva, encargado de Odebrecht de hacer pagos ilegales a funcionarios y políticos en el extranjero”.

Puedes revisar completo el reportaje de MCCI, acá.