Ricardo Alemán deja Milenio y acusa a Morena de orquestar su linchamiento

- Por

El columnista Ricardo Alemán concluyó su relación con Milenio este miércoles, cuando se publicó el último texto del comunicador, titulado “Gracias…”, en la que señala que era lo mejor para el grupo editorial.

En el texto, Alemán explica que platicó largamente con Carlos Marín, director de Milenio, y tomó la decisión de concluir la colaboración diaria que tenía con el periódico, como parte de los principios que tiene, pero también de la gratitud hacia la empresa  y a la familia González.

 “Y es que luego del linchamiento orquestado en mi contra para tratar de aniquilar a una voz crítica y, en general, del ataque a libertades fundamentales para la democracia mexicana concluí que mi permanencia en Milenio resultaba dañina para la casa que me abrió la puerta”, añade en la columna.

El sábado pasado, Ricardo Alemán retuiteó un mensaje en el que se sugería asesinar al candidato de Morena a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, tal como los fans lo han hecho con otras estrellas del espectáculo.

La ola de críticas no se hizo esperar en la misma red social, donde lo señalaron de incitar al odio y a la violencia con ese mensaje. Dos horas después de discutir en las redes, Alemán grabó un video y lo subió a su cuenta de Twitter, explicando que todo había sido un mal entendido.

En la grabación dice que él no amenazó al candidato, sino que advirtió de lo que circulaba en redes sociales y lo que podía pasar con esos mensajes.

De hecho en su columna retoma esta discusión y señala que las dos palabras que añadió al mensaje —Les hablan— fueron sacadas de contexto y manipuladas hasta crear una tendencia mundial que, según, invitaba a un atentado contra un candidato presidencial.

De acuerdo con Alemán todo el movimiento que se generó desde el sábado pasado lo organizó Morena para desvirtuar las críticas que ha hecho desde su columna. Y es que después de que se publicaran los mensajes en las redes sociales, un grupo de activistas inició una recolección de firmas en change.org para pedir su salida de los medios de comunicación donde trabajaba.

Un día después, y con 35 mil firmas recolectadas, Televisa informó en un comunicado que daba por terminada su relación con el comunicador  y canceló el programa La Mudanza, que conducía Alemán.

Más tarde, ese mismo día, el comunicador informó en su cuenta de Twitter que Canal Once también había cancelado el programa Despertador Político. Sin embargo, el canal del Instituto Politécnico Nacional nunca hizo una comunicación oficial al respecto.

No obstante, la recolección de firmas continuaba, lo mismo que la exigencia de que Milenio fijara una postura sobre la situación y sacara a Alemán de sus filas, situación que no ocurrió, pero que hizo que Alemán tomara la decisión de dejar esa editorial, no sin antes volver a acusar a Morena de sus despidos.

“Detrás del linchamiento está la mano de Morena —lo hemos probado—, el partido más interesado en callar nuestra voz y la de todos aquellos que han advertido sobre el peligro que significa para la democracia la eventual llegada al poder de Morena”, asegura en el texto.

Alemán concluye el texto asegurando que en el partido celebraron su salida de los medios de comunicación, pero ya había dicho en entrevistas anteriores que él seguirá trabajando con la empresa de comunicación que tiene y que de hecho le ha dejado contratos millonarios con el gobierno federal.

En el año 2017, la empresa Comunícalo S.A. de C.V. perteneciente a Ricardo Alemán, recibió un contrato de publicidad que tuvo validez del 6 de julio al 31 de diciembre, por la cantidad de 775 mil 862 pesos. Y en 2018 recibió otro contrato para su programa Despertador Político por 600 mil pesos por publicidad, que fue pagado a través de Canal Once.

A estos se suman cuatro contratos más que se dieron este año, más los que distintas dependencias otorgaron entre 2015 y 2017 a la empresa de Alemán, quien ha sido defensor del gobierno de Enrique Peña Nieto.

En una entrevista con Radio Fórmula el lunes pasado, aseguró que continuará con su empresa de comunicación pues 30 familias dependen de ese trabajo para sostenerse y no le parece dejar a estas personas sin trabajo.

De igual manera, informó que su columna seguirá apareciendo en los medios digitales que maneja su empresa, para todos los lectores interesados en seguir su trabajo.