La portada de Bloomberg: «México ama a AMLO; ¿Los negocios? No tanto»

- Por

La relación entre el candidato a la presidencia puntero en todas las encuestas, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), y empresarios e inversores no ha sido precisamente de acuerdo ni de cariño; las propuestas del tabasqueño, entre las más polémicas, de echar para atrás la construcción del aeropuerto y cancelar la reforma energética (después diría que aeropuerto sí, pero con dinero privado y a concesión; y que contratos limpios sí, corruptos no) levantó las alarmas del sector privado en el país.

De acuerdo a un reportaje de Bloomberg Businessweek, firmado el día de hoy por Nacha Cattan y Monte Reel, al tabasqueño los empresarios lo detestan, y a él poco le importa; la portada de la impresa Businessweek, incluso, salió el día de hoy con una leyenda muy sugerente: «México ama a AMLO; ¿Los negocios? No tanto». Lo cierto es que su campaña ha sabido manejarse en medio de los ataques políticos, y ha tenido importantes aciertos aun dentro del universo de la elite financiera.

El reportaje recuerda la presentación de Obrador en el Tec de Monterrey “la escuela de finanzas más importante de América Latina”, se lee en el reportaje: “el Tec de Monterrey es el alma mater de muchos de los adversarios de Obrador. Figurativa, y en muchos casos literalmente, en su visita a esa institución, AMLO fue a hablarle a sus hijos”.

Los aplausos de los alumnos, y sus cantos de ¡Presidente, Presidente! contrastaron de sobremanera con el auditorio casi vacío que escuchó a Ricardo Anaya un día antes; aun siendo Ricardo Anaya “el candidato pro inversión” o “el candidato de los empresarios”, toda vez que su favorito, José Antonio Meade, se hundió en pozo aparentemente sin salida.

El entusiasmo de los jóvenes por la candidatura del tabasqueño, y específicamente de los jóvenes del Tec por su visita a tal institución, pudo ser constatado aquella tarde a través de las redes sociales. En Twitter, sobre todo, opiniones favorables hacia Obrador inundaron sus instancias.

Para empresarios y financieros mayores, no obstante, la ventaja abrumadora de Obrador en las encuestas no es cosa de risa; Sergio Luna, economista en jefe de Citibanamex, alertó en pasadas semanas que la victoria en las elecciones del líder de la coalición “Juntos Haremos Historia” podría generar “un deterioro macroeconómico en términos monetarios, fiscales y de política comercial”.

Luna proyectó que el crecimiento proyectado del país podría caer al menos 0.7%, y que la inflación podría ascender hasta un 23%. Luna opinó que la causa principal de este deterioro sería la discontinuidad de las reformas estructurales, ya que “son un componente integral de un marco coherente de política macroeconómica; una modificación selectiva generaría el riesgo de la inconsistencia”.

Esta situación fue aprovechada por el candidato opositor, representante de la coalición “Por México al Frente”, Ricardo Anaya, quien se ha construido para sí la imagen de un continuador, dispuesto a “construir con quienes haya que construir para ganar la elección”.

Hace un par de semanas, ante la Cámara de la Industria de la Radio y Comunicación, aseguró que la comunicación política del país necesita ser reformada: “la cantidad de spots que manejamos ya no sirve, hemos ahogado a la gente. Debemos recortar el tiempo de los spots y generar más debates, que informan mejor a la gente y generan más rating”. La propuesta fue aplaudida por los empresarios. Sin embargo, las palabras de Anaya esconden realidades que discrepan en gran medida con su discurso, toda vez que él y su coalición son los que más dinero público han gastado en spots, y los que más de ellos tienen en circulación: 117 en total, sólo detrás de Meade y el PRI con 133.

Por otro lado, el tabasqueño, siguiendo su estrategia de “no confrontación”, pudo anotar un importante punto a su favor, después de una reunión con uno de los empresarios más poderosos del país: Larry Fink, el presidente ejecutivo de BlackRock, una firma que tiene una inversión de 900 millones en uno de los proyectos más importantes de la reforma energética: el oleoducto Los Ramones.

De acuerdo al reporte de Reuters, Fink y Obrador hicieron “click” y ambos salieron “encantados de la reunión”. El propio Andrés Manuel habló al respecto en televisión el día de ayer, dijo: “Ellos nos pidieron hablar, yo acepté para conocernos. Ellos tienen mucha información, son los que manejan fondos financieros, son inteligentes, y lo que yo hice fue reiterar que vamos a ser respetuosos de la legalidad, que va a haber un auténtico estado de derecho”.

En palabras de Carlos Urzúa, el designado para presidir la Secretaría de Hacienda en caso de que López Obrador llegue a la presidencia, dijo al respecto que: “fue una reunión muy afable, entre otras cosas porque Larry Fink conoce extraordinariamente bien a México y es una persona con una visión no solamente empresarial sino social. Hubo un ‘click’ inmediato entre ellos. Ambos salieron encantados de la reunión”.

Fink ha estado manteniendo reuniones con los demás candidatos; curiosamente Anaya declinó hacer cualquier comentario respecto de los acontecido en la reunión.