Margarita Zavala renuncia a su candidatura presidencial

- Por

El próximo debate entre presidenciables ya no tendrá a cinco contendientes. La expanista Margarita Zavala acaba de renunciar a su intención por la presidencia de México después de conquistar el cuarto lugar en las encuentras desde que arrancó el proceso electoral.

La noticia sorprende, después de que la que fuera primera dama aseguró que su candidatura era sólida y no planeaba renunciar para adherirse a algún otro candidato político. Margarita Zavala se lanzó como independiente y a fuerza de firmas falsas y fotocopias logró entrar en la contienda presidencial.

Ahora, la conservadora se baja del juego a menos de dos meses de las elecciones presidenciales más costosas y competitivas de la historia de México. En la mañana de este miércoles 16 de mayo la candidata mantenía contenido en sus redes sociales en donde comentaba las ventajas de su candidatura “independiente”. Zavala no ha dado motivos claros de su repentina renuncia.

Para rematar el tema, el abandono de Zavala a la intención presidencial se hará en un noticiero nocturno. La ex panista asegura que hablará de los motivos que la llevaron a esta decisión y no menciona si se unirá a la candidatura de Ricardo Anaya, un tema bastante popular en las últimas semanas.

Lo que sí se sabe es que el panista ha buscado por todos los medios posibles convencer a Zavala para que decline en favor de su proyecto. Los diálogos e intenciones no han cesado y esta renuncia puede ser resultado de las negociaciones entre los sectores conservadores. Además, los empresarios mexicanos han estado pujando para que Zavala decline a favor de Meade o Anaya.

La postura radical de Margarita la ha hecho la favorita de los sectores más conservadores y católicos de México. Su postura antidrogas, antiaborto, homofóbica y cien por ciento católica, le han sumado apoyos que Ricardo Anaya no ha logrado al juntarse con las propuestas del PRD.

Zavala se reunirá en Tercer Grado con comunicadores y periodistas para hablar más a fondo del tema. Su intención, dice, es la de “dejar en libertad a los que generosamente me han apoyado y tomen su decisión como se deben de tomar en esta difícil contienda para México”. Con esto, se deja ver una postura para asegurar el voto católico a algún otro contendiente.

Para Zavala, esta decisión está llena de congruencia y honestidad política. Lo cierto es que su llegada a la boleta electoral le quitó lugar a propuestas realmente ciudadanas como la de María de Jesús Patricio, candidata indígena que logró apoyos reales en la recolección de firmas.

Con la salida de Zavala, los apenas cuatro puntos porcentuales que logró se irán a otra candidatura o se convertirán en indecisos. Pero si llegara a aliarse con Ricardo Anaya, el voto católico, un voto fuerte en México, podría beneficiar al queretano para acercarse a López Obrador en las encuestas.