La justicia mexicana se lanza por Karime Macías, esposa de Duarte

- Por

La justicia veracruzana se ha lanzado de lleno por la esposa de Javier Duarte. Karime Macías, una mujer que dirigiera el DIF estatal y que compartiera las riquezas de su marido, se encuentra recluida desde hace meses en Inglaterra. Ahora, justo en tiempos electorales y con su hijo en la candidatura estatal, Yunes ha anunciado una orden de captura para la señora de Duarte.

Las esfuerzos para detenerla han sido constantes desde que el panista Miguel Ángel Yunes se hiciera con la gubernatura de Veracruz. Ahora, el día ha llegado. Karime había huido a Europa en un vuelo con su madre y sus hijos, y ahora está siendo buscada para responder por el mal uso de recursos durante su liderazgo en el DIF veracruzano. La operación para sustentar sus saqueos en esta dependencia es una calca de los métodos usados por Duarte en sus dependencias: las empresas fantasma.

Aunque las sumas de saqueo de Karime Macías son totalmente menores a las de su esposo. En la fiscalía veracruzana creen que la mujer que escribiera “sí merezco abundancia” pudo robar hasta 112 millones de pesos desde el DIF estatal. Todo esto desde que llegó al cargo. El fiscal estatal Jorge Winckler declaró que la suma robada por Karime podría ser mucho mayor de lo que tienen registrado.

Para muchos veracruzanos no bastó con la detención de Duarte, también era necesario que su esposa fuera detenida. Aseguran que ella sabía, compartía y abusaba de los recursos públicos y su cargo como lo hizo Javier Duarte durante su cargo. Dentro de las riquezas del matrimonio Duarte se encuentran ranchos, propiedades en Veracruz y Ciudad de México, caballos, joyas, pinturas, entre muchas otras.

Se sabe que Karime, de diciembre de 2010 a enero de 2012, firmó compras por 511 mil dólares en Estados Unidos, equivalentes en ese entonces a 7 millones de pesos. Además, la esposa de Duarte también hizo compras en México por 1.27 millones pesos, únicamente en joyería, según datos de Expansión. Los derroches de la mujer son claros y ella mantiene la versión de que escapó de México gracias a una “persecución política”.

Por el momento, se sabe que tanto Karime como su madre están pendientes de los avances dentro de la fiscalía veracruzana para buscar impedir una orden de captura. El momento ha llegado y ambas afirman que participarán en las declaraciones necesarias para justificar su inocencia dentro de la trama de los saqueos en Veracruz.

Ahora se espera que Karime llegue a México en los próximos días cumpliendo esta orden de aprehensión e inicie un juicio similar al que mantiene su marido desde hace meses. Lo cierto es que errores internos de la procuraduría general han evitado que el político priísta sea sentenciado por una enorme red de desvío de recursos que supera los 4 mil millones de pesos.