X

“Hasta los dientes”, la historia del crimen perfecto para el ejército mexicano

Foto: IMCINE

Armar la escena de un crimen requiere de mucha imaginación y sangre fría, para calcular cada detalle que lo haga parecer el “perfecto”, aún cuando éste sea ejecutado por las propias autoridades, en este caso el Ejército.

“Hasta los dientes” cuenta la historia de dos estudiantes que estuvieron en el momento y lugar equivocado, dos víctimas de la fatal guerra contra el crimen organizado que Felipe Calderón emprendió en 2007.

Dirigido por Alberto Arnaut, el documental narra cómo dicha guerra alcanzó a Jorge Antonio Mercado y Javier Francisco Arredondo, dos estudiantes de maestría del Instituto Tecnológico de Monterrey, quienes la noche del 19 de marzo de 2010, perdieron la vida tras salir del campus a buscar algo que comer, luego de haber estudiado hasta tarde.

El documental aborda la idea de que Jorge y Javier quedaron atrapados en el fuego cruzado entre el Ejército y el crimen organizado y luego fueron confundidos con sicarios, pero al darse cuenta de que no lo eran, las autoridades cometieron un crimen extrajudicial a sangre fría.

Los jóvenes recibieron un disparo a un metro de distancia y fueron encontrados sujetando dos armas largas, por lo que en su momento nadie dudó de que dos asesinos habían muerto a manos de las autoridades; sin embargo, esto no era cierto.

La historia de Jorge y Javier es un error fatal, imágenes tomadas por testigos de los hechos y por cámaras de seguridad, muestran cómo el Ejército se metió en el campus, como si fuera un campo de guerra.

Javier fue herido en la entrada de la universidad y Jorge corrió a pedir ayuda, fue entonces cuando los militares se dieron cuenta de su error, pero continuaron con su estrategia, ya que “los muertos no declaran”.

En entrevista para el diario Crónica, Arnaut afirmó que él no iba a estudiar Cine, sino Ciencias de la Comunicación, pero cuando se enteró de lo que le había sucedido a Javier, a quien conocía y había sido su amigo de la infancia en Todos Santos, Baja California, decidió que debía hacer algo para limpiar su nombre.

Pronto se dio cuenta que más que un simple video, su trabajo debía ser algo más elaborado. Así reunió testimonios y videos de seguridad, y tardó ocho años en construir su opera prima.

Primero había decidido hacer un video homenaje, pero después me di cuenta que teníamos que hablar de algo mucho más grave, global y complejo, que es lo que sucedió esa noche: la forma en que fueron asesinados, cómo les sembraron armas y todo lo que rodea a cómo las autoridades tratan de manipular los hechos para tratar de hacer pasar por delincuentes a personas inocentes y revictimizar a las víctimas”, comentó Arnaut.

El director de 31 años, la misma edad que tuviera Javier si estuviera vivo, confesó que su intención es no dar tregua al espectador, mantenerlo amarrado por dos horas a la butaca del cine, con los ojos abiertos y el nudo en la garganta por la rabia que provoca que en México cada crimen sea más injusto que el anterior.

El caso de Jorge y Javier fue una ejecución extrajudicial, pero intentó ser una desaparición forzada, que no se encontraran los cuerpos y que se fueran a la fosa común. Describe muy bien cómo operan las autoridades en este tipo de situaciones y luego cómo hacen el control de daños, con información falsa o, cuando resulta inevitable, lo tratan como un evento trágico, hagamos placa, homenaje y tratemos de olvidar. Tiene todos los elementos que hemos visto en Jalisco con los jóvenes asesinados y en Tamaulipas con la Marina“, explicó el cineasta.

Con el objetivo bien puesto en lograr la reflexión en la audiencia, el documental tuvo etapas difíciles; primero al recolectar los testimonios y luego por las dificultades del financiamiento. Cabe mencionar que la producción se basa en la recomendación 45/2010, emitida por la Comisión Nacional de los Derechos Humanos el 12 de agosto del 2010.

Respecto a buscar la réplica del Ejército, Arnaut indicó que no hubo negativa para dar su versión, “buscamos a la Sedena, al Ejército y no hubo respuesta positiva, lo que hacían eran darnos largas y largas hasta que supimos que no nos darían nada (…) Lo que sí es que tuvimos acceso a documentos oficiales donde ellos plantean su postura”.

 

“Hasta lo dientes” forma parte de la edición 2018 de la gira de documentales Ambulante y se proyectará este 16 y 17 mayo en la Ciudad de México

 

16 de mayo, en Cinépolis Perisur, 20:30 horas

17 de mayo, en Goethe-Institut Mexiko, 19:30 horas

 

Más información aquí