Empresarios maquinan campaña contra AMLO: ya hay primer desplegado

- Por

El periódico El País publicó el día de hoy un titular que pronostica en este mes de mayo una campaña de miedo perpetrada por empresarios en contra de Andrés Manuel López Obrador (AMLO), candidato a la presidencia puntero en todas las encuestas, y en favor de Ricardo Anaya; con el fin de frenar a toda costa la llegada del tabasqueño a la silla presidencial, pues su llegada “supondría una ruptura en el statu quo actual y será dañino para la economía mexicana”.

De hecho, el día de ayer, AMLO, en uno de sus mítines, auguró que hoy lunes saldría un nuevo desplegado de los empresarios en su contra; pero primero aclaró: “no estamos en contra ni de los empresarios ni de la iniciativa privada; yo lo que he dicho es que el problema de México es la corrupción, el tráfico de influencias y la asociación delictuosa entre los traficantes y los políticos corruptos”.

Y entonces adelantó: “Un grupo que se cree dueño de México se ha reunido en Valle de Bravo… los de mero arriba, asociados casi todos con Salinas de Gortari, y dieron la orden de que las organizaciones empresariales firmen un desplegado que va a salir el día de mañana en contra de nosotros, quieren ponernos en contra de los empresarios”.

Ese desplegado salió el día de hoy bajo el título Trabajamos por México en diarios nacionales. Firmado por más de 400 asociaciones y grupos empresariales, el texto inicia con el siguiente párrafo: “El país que todos queremos requiere de un liderazgo que convoque a la unidad, no a la división; que reconozca el México diverso que somos, que esté dispuesto a escuchar todas las voces y que no genere encono”.

Y aunque en ningún momento menciona el nombre de Obrador, el desplegado está claramente dirigido a él y a la disputa que sostuvieron empresarios con el candidato desde la semana pasada; se lee: “no somos un puñado, somos cientos de miles de mujeres y hombres, empleadores en todos los rincones del país, que nos levantamos temprano, arriesgamos nuestro dinero, pagamos impuestos, generamos empleos y junto con millones de colaboradores ayudamos a sacar este país adelante”.

Ya sentencia que: “responsabilizar a las empresas de ser las causantes de la mayoría de los males que aquejan al país es no entender la naturaleza del sector productivo que arriesga y genera 9 de cada 10 empleos y aporta 8 de cada 10 pesos que se invierten en el país”.

El periódico español, en su titular La élite empresarial mexicana cierra filas con Anaya para frenar a López Obrador, firmado por Javier Lafuente, se anticipa que durante este mes habrá una campaña de miedo contra Obrador, como dijimos, “con el fin de llegar a junio con posibilidades de revertir los sondeos y acaparar el voto útil de quien no quiere la victoria del líder de Morena, según se desprende de conversaciones con la decena de directivos consultados, bajo condición de anonimato”, se lee en el reporte.

Y es que suponen que la llegada de Obrador a la presidencia podría significar el fin de importantes proyectos, o de un estado de cosas (statu quo) que impidan la continuidad del esquema económico que construyó Enrique Peña Nieto, y que Anaya promete preservar.

De ahí que fuera José Antonio Meade su candidato favorito; desde que Claudio X. González Laporte lo presentara como “la única opción de nosotros los empresarios”, el ciudadano-priísta se consolidó como la perfecta opción para el sector productivo.

La losa que pesa sobre la espalda del partido y su candidato lo han dejado prácticamente fuera de la contienda; eso, sumado a la salida de Enrique Ochoa Reza de la presidencia del PRI ha incomodado a empresarios, quienes ahora buscan un acercamiento con Ricardo Anaya.

Este cambio en el apoyo de los empresarios pudo intuirse con la presentación del representante de la coalición “Por México al Frente”, la semana pasada ante la Cámara de la Industria de Radio y Televisión, cuando propuso reformar la “comunicación política del país: menos spots y más debates”. Anaya, durante su ponencia moderada por el comunicador Leonardo Curzio, contrastó prácticamente todas las propuestas de su rival electoral, y se ganó los vítores de los empresarios.

Por otro lado, el papel de Alfonso Romo en la campaña de Obrador ha sido importante para limar las asperezas entre el tabasqueño y los líderes empresariales, toda vez que ha sido él el encargado de matizar sus más polémicas propuestas: cancelar la reforma energética y el proyecto del Nuevo Aeropuerto.

De acuerdo a lo adelantado por El País, si después de los dos nuevos debates presidenciales (el 20 de mayo y el 12 de junio) la diferencia entre Anaya y Obrador en las encuestas sigue siendo tan amplia como ahora, los empresarios podrían buscar un acercamiento con el líder de Morena para “tratar de limar las tensiones ante su eventual triunfo. Supondría la continuación del camino recorrido hasta ahora por Alfonso Romo, empresario y artífice del proyecto de nación de López Obrador”.