El priísta José Olvera robó 2,700 millones en Hidalgo, revela su contador

- Por

Una contundente investigación del medio Eje Central acaba de develar uno de los saqueos más agresivos en la historia reciente de México. Todo ocurrió en Hidalgo, un estado tranquilo y poco escandaloso a nivel nacional. Ahí gobernó José Francisco Olvera Ruiz, un hombre curtido en el PRI que prometía uno de los gobiernos más pacíficos y transparentes.

Ahora se sabe que orquestó con un equipo de colaboradores un saqueo enorme que se llevó 2.7 mil millones de pesos destinados a salud y educación. Pero no solo eso, la investigación afirma que Olvera y un círculo muy cercano de políticos pellizcaron presupuesto de prácticamente todo programa social que llegaba al estado. Esto derivó en uno de los saqueos más graves en México.

Antes de entrar en los datos duros debemos recordar que después de su gobierno en Hidalgo, Olvera Ruiz fue premiado con la dirección del PRI en la Ciudad de México. El caos financiero que dejó en Hidalgo es tan grande que en 2016 la revista Forbes advirtió sobre la tremenda corrupción e incapacidad fiscal dentro del estado, lo que generaba sospechas de un saqueo masivo.

Los datos que aporta Eje Central confirman que Olvera llegó decidido a saquear la mayor cantidad de dinero posible. Utilizó, como es costumbre, la técnica de pellizcar. Es decir, obtener una pequeña parte de todo presupuesto federal que llegara al estado. En su paso obtuvo tanto dinero que su fortuna se incrementó gracias a un acuerdo con dos hombres claves de su gobierno: Antonio Turrubiarte y Jorge López Reyes. Uno detenido y el otro libre.

A pesar del desfalco, no habían elementos claros para culpar directamente a Olvera. Por lo que el hombre disfruta todavía de total impunidad en la Ciudad de México, en donde convive a diario con la cúpula más alta del priísmo nacional. Pero Olvera no contaba con que su experto en finanzas lo delataría. Se trata de Pablo Pérez Martínez, el hombre que confirma el saqueo con todas las pruebas posibles. Sobre todo cheques.

El contador de Olvera cuenta que todo el dinero se pedía en efectivo. Con esto se eliminaba el rastro bancario o los datos de las transferencias. El dinero era tanto que pedían varias camionetas de transporte de valores. Como sorpresa relata que una de las beneficiarias de este gran robo es Nuvia Mayorga, una priísta ligada ya al escándalo de Odebrecht en México.

Olvera no solamente usó este dinero para comprar propiedades, también lo usó para crear un equipo que vigilaba a sus rivales políticos. Resaltan los nombres del exprocurador Murillo Karam y Omar Fayad, actual gobernador del estado, como los principales hombres a investigar. Este grupo de espionaje fue financiado con dinero destinado a la educación de los niños hidalguenses, señala el contador.

Las declaraciones Pablo Pérez dejan ver una tradición local que succionaba recursos millonarios destinados a la educación. El contador afirma que no tenía idea de la cantidad de dinero que se manejaba en la Secretaría de educación Pública de Hidalgo.

Gobierno de Hidalgo

Fuente: Eje Central

Asegurando que ahí mismo se habían operado desvíos enormes que funcionaron para sustentar campañas políticas en Hidalgo, un lugar en el que gobernó Osorio Chong. Como prueba de esto, el contador de Olvera presenta los cheques que apuntan directamente al hombre que dirige el PRI capitalino y que creyó que nada de esto se daría a conocer.

Mira aquí la investigación completa de Eje Central.