X

Peña Nieto ya rebasó la violencia de Felipe Calderón: Índice de la Paz

El Instituto de Economía y Paz presentó el informe “Índice de paz en México 2018: Evolución y perspectiva de los factores que hacen posible la paz”, donde reveló que la violencia se vive en el país, está superando por los niveles históricamente más altos.

De acuerdo con el informe, el sexenio del presidente Enrique Peña Nieto, ha superado el punto más alto de violencia que se presentó durante el gobierno de Felipe Calderón en el año 2011, cuestión que  también ha tocado a la economía del país.

Según el Instituto de Economía y Paz, el año 2017 alcanzó “niveles máximos históricos”, señalado que se presentaron 24 muertes por cada 100 mil habitantes, es decir, que durante los 12 meses del año pasado, se contabilizaron 29 mil víctimas por la violencia.

Aunado a que se vio un aumento en la tasa de homicidios, ya que, la violencia con armas de fuego se elevó en un 36%, comparado con las cifras del 2011, situación se reflejó en 28 de los 32 estados que componen la república mexicana.

Aunque el informe apunta a que si bien el gobierno ha podido neutralizar a 107 de los 122 líderes que las autoridades han hecho primordial su detención.

Advierte que dicha cuestión ha ocasionado que la fractura de los cárteles provoque el surgimiento de nuevas organizaciones delictivas, y una mayor competitividad entre ellos.

Asegurando que el actual contexto en el que se encuentra México, ha provocado que miembros de cárteles que han sido desarticulados por el gobierno, han recurrido a mantener una actividad criminal común.

Es decir, que delitos como asaltos, robos, violencia sexual y domestica ha aumentado en otras áreas de la sociedad.

La violencia que impera en el país, de acuerdo con el Instituto de Economía y Paz, ha provocado que pocas entidades tengan buenos resultados en su combate contra la violencia, siendo los estados Yucatán, Tlaxcala, Campeche, Coahuila y Chiapas, que han mantenido una mayor eficacia.

Mientras que los estados menos pacíficos son, Baja California, Colima y Zacatecas, entidades que han sido identificadas como las principales rutas que utiliza el narcotráfico.

Otros datos revelados, es que el 69% de los jóvenes mexicanos fueron testigos en un acto de violencia con armas de fuego, denunciado que ninguna corporación policiaca ni autoridades intervino. Además de que 69 periodistas murieron a causa de la violencia en el año 2017.

Un aspecto relevante del informe es que la sociedad en general está enviando un fuerte político, ya que, los problemas de corrupción e impunidad que vive México, están haciendo que las personas cada vez tengan mayor desconfianza en las instituciones.

“Esto indicaría que el apoyo político está ligado a la percepción y resultados sobre la construcción de la paz en México, y que esta dinámica jugará un papel relevante en el proceso electoral de 2018.”

En cuanto a las repercusiones que ha tenido la violencia en  la economía nacional, El Instituto de Economía y Paz señala que el año pasado, tuvo un costo para el país,  de 4.72 billones de pesos, lo que equivale al 21% del PIB.

Sin embargo el informe revela, que el gobierno invierte es el 1% del PIB, para la seguridad interna y el sistema judicial, lo que equivale a sólo el 60% del promedio en países de la OCDE.

Lo anterior refiere a que cada uno de los mexicanos nos costó poco más de 33 mil pesos, en materia de seguridad. Aunado a que el monto del impacto económico de la violencia, es igual a 8 veces la inversión pública en salud y siete veces más a la inversión en educación.

El informe Índice de paz en México 2018 refiere que para comenzar a revertir la situación en la que se encuentra el país, se requiere comenzar cuando menos a reducir la corrupción y la impunidad que imperan en el país.

Así como desarrollar la capacidad institucional junto con la transparencia y la rendición de cuentas, así como proteger los espacios públicos y a los jóvenes mexicanos.

Hacer frente a la dinámica específica subyacente a la violencia con armas de fuego, el comercio ilegal, la extorsión, el secuestro y las distintas formas de homicidio. Y crear confianza al demostrar los avances logrados por parte de las autoridades.