Meade reparte tarjetas y promete beneficios a través de programas sociales

- Por

La creatividad se le está acabando al equipo de campaña de José Antonio Meade, aspirante a la Presidencia de la República por el PRI, quien decidió retomar las estrategias de las tarjetas con electrónicas y la firma de los compromisos de campaña para su cumplimiento posterior.

Las brigadas de apoyo de Meade comenzaron a entregar las tarjetas electrónicas a los ciudadanos, como parte de la estrategia lanzada recientemente y que se llama: Avanzar Contigo.

El candidato explicó que el programa pretende entregar apoyos a los ciudadanos que lo necesiten para lograr sus metas. Las tarjetas se entregarán a aquellas familias que participen en una encuesta con la que se pretende conocer las necesidades de cada uno de los miembros de las familias.

Una vez identificadas, los participantes podrían recibir becas o ayudas a través de programas sociales.

El plástico que se les da a las familias tiene un folio para saber quién tiene esa tarjeta, y en la encuesta los participantes están obligados a dar sus datos personales de contacto, como nombre completo, correo electrónico y número de celular.

Si bien el candidato dijo que no son tarjetas bancarias, son productos similares a la Tarjeta Rosa que uso Alfredo del Mazo en su campaña del año pasado o a La Efectiva que usó Eruviel Ávila en 2011, en los que prometió ayudas y beneficios durante y después de la campaña

Cuestionado sobre la posible expectativa de la gente a recibir dinero en el plástico que les entreguen, el candidato respondió:

“No es una tarjeta bancaria, es lisa y llanamente la certificación de que ayudó a contestar las preguntas para saber cuáles son sus necesidades. Está bien diseñado el formato, es llanamente una encuesta y no genera más percepción que la necesidad de conocer exactamente la necesidad y mandar la señal de que la atención va a ser cercana y personal”.

La tarjeta lleva además un certificado de compromisos firmados por Meade, que es similar al Te lo firmo y te lo cumplo, que uso el mismo Peña, primero en el gobierno del Estado de México y luego en su carrera rumbo a la Presidencia de la República.

El certificado se entrega junto con la tarjeta a las personas que participaron en el sondeo.

“Este certificado es el certificado de un nuevo compromiso entre tú y yo, un compromiso que voy a honrar cuando, con tu apoyo, ganemos juntos la presidencia de la república. Este documento es mi pacto contigo, en el que establezco mi firma y pongo mi palabra garantizándote que atenderé lo que has perdido”, dice el documento.

El éxito de las tarjetas

Desde hace tres elecciones, los aspirantes a la gubernatura del Estado de México han utilizado las tarjetas electrónicas con beneficios para convencer a los votantes. Al ver el éxito, otros partidos políticos han repetido la formula y entregan trajeras o monederos electrónicos para incentivar el voto.

Esta práctica no está castigada, pues la ley electoral no la sanciona y es ambigua al respecto, pese a que es una dádiva que sirve para coaccionar el voto y mina la democracia del sistema, según han referido los expertos.

De 2011 a la fecha, el PRI, PAN; PRD y el Verde Ecologista han emitido 12 tarjetas diferentes con las que prometen beneficios a los que la reciben.

El año pasado la entrega de estas tarjetas en Coahuila desataron controversia y al final el Instituto Nacional Electoral (INE) sancionó al PRI por haber entregado los plásticos para favorecer el voto a Miguel Ángel Riquelme. La multa fue de un millón de pesos porque la entrega de las tarjetas violo la normatividad al convertirse una promesa de dadiva.

Sin embargo, eso no tuvo ninguna repercusión en la revisión de la elección en aquella entidad o la resolución para darle el triunfo al candidato del tricolor.

Con información de Sin Embargo