En menos de 24 horas discurso de Anaya se modifica: no habrá pacto cupular

- Por

Los candidatos a la presidencia de la república, Ricardo Anaya Cortés, representante de la coalición “Por México al Frente” (PAN, PRD, MC) y Andrés Manuel López Obrador, de la coalición “Juntos Haremos Historia” (Morena, PT, PES), sostienen una pugna mediática y política por la preferencia de los votantes; en ella, sus principales argumentos son: la nula viabilidad de sus propuestas y sus constantes contradicciones discursivas y morales, que restan credibilidad a sus personas y campañas. Pero, ¿quién se contradice más: Anaya o AMLO?

Apenas el día de ayer, ante miembros del grupo financiero Citibanamex, Ricardo Anaya afirmó que existía la posibilidad de construir un acuerdo con el gobierno federal para formar una alianza que pueda vencer de manera efectiva a Andrés Manuel López Obrador.

Aunque las palabras del candidato no fueron muy concluyentes. Entrevistado por Leonardo Curzio, el candidato dijo: “yo estoy dispuesto a construir con quienes haya que construir para ganar esta elección”; y ante la pregunta enfática del comunicador de si existe la posibilidad de reunirse con Peña Nieto, el candidato respondió, aunque fuera del micrófono: “digamos que sí”.

Ricardo Anaya

Ricardo Anaya admite ante banqueros que está dispuesto a pactar con Peña Nieto con tal de frenar a AMLO.#Elecciones2018➡️ https://goo.gl/3MNTnE

Publiée par BREAKING sur lundi 30 avril 2018

Después de estas declaraciones, los titulares de los diarios se inundaron con notas sobre la posibilidad de que Anaya acuerde con el PRI una alianza para derrotar al tabasqueño; incluso, con la no tan absurda sospecha de que el PRI pueda cambiar de candidato; y es que el mismo Lorenzo Córdova, consejero presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) dijo ante los banqueros que es viable sustituir a un candidato “siempre y cuando suceda 30 días antes de la elección”.

El tweet de José Antonio Meade de esta mañana, que le anuncia a su opositor López Obrador que “ahí le va el tercer strike”, y que va a perder la elección, hace sospechar que la posibilidad de un pacto es bastante real.

El periodista Álvaro Delgado, de Proceso, reporteó esta serie de hechos desde el día de ayer hasta hoy; Martha Tangle, senadora sin partido para la LXIII Legislatura, se lanzó contra Delgado este medio día a través de un tweet: lo acusaba de ejercer un periodismo poco ético, y adjuntaba a sus comentarios un video en donde Anaya “dice claro y sin lugar a interpretaciones, que no habrá pactos cupulares con Enrique Peña Nieto o el PRI”.

https://twitter.com/JoseAMeadeK/status/990916263852630016

En menos de 24 horas, el discurso de Anaya se modifica: ante banqueros afirma que “existe la posibilidad”, y ante reporteros niega rotundamente esa posibilidad. Estas contradicciones son la punta del iceberg. Álvaro Delgado, en un segundo reportaje, da cuenta de las inconsistencias del discurso y la persona de Anaya en un tema delicado: el amiguismo político.

Y es que el queretano ha criticado fuertemente la postura de Andrés Manuel respecto del Fiscal General Autónomo: durante el debate pudimos escucharle el reproche de que, en el proyecto de nación Morenista, Andrés Manuel sería el encargado de designar al Fiscal, un Fiscal cuate.

“Pero Anaya colocó a dos de sus amigos como presidentes del Instituto Electoral de Querétaro (IEEQ) y del Tribunal Electoral del Estado de Querétaro (TEEQ)”, dispara Delgado: “se trata de los dos órganos garantes de la democracia en Querétaro, que exigen plena autonomía, pero sus respectivos presidentes, Gerardo Romero Altamirano y Martín Silva Vázquez, son parte del grupo político de Anaya”.

Y desnuda a ambos personajes y la relación que guardan con el candidato: el primero de ellos, su amigo desde tiempos estudiantiles, está relacionado con Felipe Fernando Macías, candidato a diputado federal y coordinador de logística de la precampaña presidencial de Anaya; y con Antonio Rangel, jefe de los diputados locales del PAN y coordinador de Agenda de Anaya.

Y añade: “Justamente por la militancia de Romero Altamirano en el PAN, el PRD impugnó su nombramiento como consejero del IEEQ en 2014, pero Anaya, quien era presidente interino del PAN y diputado federal, lo respaldó y fue electo por el Instituto Nacional Electoral”.

El segundo de ellos, Martín Silva Vázquez, es amigo del candidato desde que estudiaba la carrera de derecho en la Universidad Autónoma de Querétaro; y ha estado a su lado a lo largo de casi toda su carrera en el PAN, desde que estuviera a las órdenes del director de Seguridad Pública, Édgar Mohar Kuri, actual tesorero de campaña Anaya.

https://twitter.com/DeniseDresserG/status/990589107381432321

Ante los micrófonos Anaya dice sentirse aberrado por el “amiguismo político”, pero en la práctica dispone a sus cercanos para puestos clave.

Las contradicciones de Obrador, por otro lado, tampoco han pasado desapercibidas, sobre todo la implicación del empresario Alfonso Romo en su campaña, a quien Anaya calificó de corrupto. Romo, que hasta el momento se ha desempeñado como el brazo empresarial y de manejo de capitales de AMLO, ha matizado casi todas las posturas del tabasqueño en cuanto al Nuevo Aeropuerto.

Esta poca certidumbre empresarial que Andrés Manuel ha podido ofrecer se vio menoscaba también por Paco Ignacio Taibo II, secretario de Arte y Cultura del Comité Ejecutivo Nacional de Morena, hace un par de días cuando en un video se le pudo escuchar decir que las empresas que no cooperen con el proyecto Morenista deberían ser expropiadas.