El PRI concede varias candidaturas a miembros de Antorcha Campesina

- Por

Durante décadas el PRI se ha nutrido del apoyo de Antorcha Campesina. Este grupo de choque que naciera con la intención de apoyar a los campesinos que vivían en la pobreza ha deformado sus intenciones hasta convertirse en un grupo más de representación priísta. Para darse cuenta de esto basta con ver los beneficios que el priísmo les otorga en cada elección.

A pesar de que Antorcha Campesina se dice independiente de la agenda del PRI nacional, en varios estados están completamente ligados, ya que muchos de los candidatos electos provienen de esta organización liderada por Aquiles Córdova desde hace 44 años. Este 2018, los antorchistas están bastante presentes en varias candidaturas estatales, todas representadas por el PRI y algunas alianzas obvias con el partido Verde Ecologista.

En el estado de Puebla, de corte conservador, el PRI ha cedido al menos tres espacios a integrantes de Antorcha Campesina. Se trata de Fernando López, un antorchista que aspira a una diputación local y que presume tener el apoyo total de miles de votos de esta organización. Además, el PRI colocó a Jaime García y Elizabeth Pérez como aspirantes a diputaciones locales. Ambos perfiles vienen directamente de Antorcha Campesina.

Estas premiaciones del PRI al movimiento antorchista también se repiten en estados como Zacatecas, en donde la organización priísta logró acomodar a Osvaldo Tizcareño para repetir una diputación local en el estado. Además de incluir a César Canizales, un militante local, para contender también con la mancuerna antorchista-priísta. Ambos están respaldados por cerca de 16 mil personas del movimiento, aseguran.

Estas candidaturas dejan ver la mancuerna política y de favores que han orquestado la Antorcha y el PRI desde hace décadas. Gracias a sus votos masivos y la intimidación hacia sus contrincantes, el partido en el poder siempre ha premiado estas acciones con candidaturas locales.

Pero a los antorchistas no les ha bastado con la alianza histórica con el PRI. Algunos comités locales como el de Colima, por ejemplo, ha comentado que si los candidatos del priísmo no prometen apoyos sociales afines a su movimiento, podrían votar masivamente por algún otro candidato. Estas posturas ya han surgido en el pasado como protesta del movimiento ante imposiciones de candidatos priístas en lugar de perfiles antorchistas.

Por lo tanto la presencia de los antorchistas ha sido constante en las distintas legislaturas. En esta ocasión, y como siempre, han salido premiados gracias a sus acciones en favor del PRI en distintos estados clave del país. El matrimonio entre Antorcha Campesina y el partido político más antiguo del país quedó clara en el mitin de Antonio Meade.

El candidato del PRI a la presidencia 2018 tuvo que salir a suplicar a los antorchistas para que frenaran el avance del líder de izquierda, López Obrador. Este recurso, que se hizo abiertamente, es tremendamente peligroso ya que las manifestaciones antorchistas han estado ligadas a la violencia durante décadas. Lo que Meade hizo fue un llamado a frenar al tabasqueño, lo que podría interpretarse de muchas maneras: una de ellas, quizá la más grave, sea la de lanzar ataques en contra de los mítines de Obrador.

https://twitter.com/senoracalderon/status/984543207404003328