¿Declinará o cambiará de candidato el PRI? El INE dice que es viable

- Por

El pasado viernes 27 de abril, Lorenzo Córdova, presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) aseguró que es viable sustituir a un candidato 30 días antes de la elección.

Así lo explicó el presidente del INE, en la reunión de consejero de Citibanamex, donde aseguró que de acuerdo a los establecido en la ley, “si un abanderado de una coalición renuncia es posible que se designe un sustituto si ocurre antes de los 30 días previstos en la jornada electoral”.

Sin embargo, enfatizó que, si un candidato declina su postulación, después de la fecha que establece la norma electoral, dicha coalición llegará al 01 de julio sin candidato y todos los votos emitidos a su favor, serán nulos.

Asimismo, Lorenzo Córdova señaló que será el próximo domingo 06 de mayo cuando el INE imprimirá poco más de 270 millones de boletas para las elecciones federales, con altos mecanismos de seguridad.

Afirmando que en caso de que algún candidato de una coalición partidista o de vía independiente decida declinar sus aspiraciones antes de la fecha mencionada, su postulación no aparecerá en las boletas.

Por otra parte, el mismo viernes 27 de abril, el candidato de la coalición Por México al Frente, Ricardo Anaya, durante una reunión privada que sostuvo con directivos y empleados de Citibanamex, abrió la posibilidad de pactar con el gobierno federal.

Entrevistado por el periodista Leonardo Curzio, el candidato Ricardo Anaya habló de la actual contienda electoral, de la que dijo está en “juego el futuro del país”, asegurando que, de acuerdo a las encuestas, la coalición que abandera es la “única que le puede ganar a Andrés Manuel López Obrador”.

Cuestionado sobre si podría haber un dialogo con sus otros adversarios; Margarita Zavala, candidata independiente, y José Antonio Meade, candidato del PRI, el abanderado de la coalición Por México al Frente, dijo estar dispuesto a sentarse en la mesa a con sus contrincantes.

“Yo lo que espero es que haya sensatez, que nos podamos sentar a la mesa a construir durante los próximos 65 días que restan de campaña. No me voy a ocupar de andar peleando con el PRI, me voy a ocupar de contrastar con López Obrador, que es a quien le tenemos que ganar esta elección”

En cuanto a si llegaría a pactar con el presidente Enrique Peña Nieto, el candidato Ricardo Anaya se dijo abierto a construir con quienes hará que construir para ganar la elección presidencial.

“La ruta es la de sumar esfuerzos los que queremos un país moderno, un país abierto al mundo, un país sin amnistías, un país con estado de derecho, un país con reforma educativa que siga avanzando y no un pacto que con la CNTE que no ha hecho más que detener la educación en los estados en donde domina.”

Y es que a 30 días de que se dé la elección presidencial, se ha hablado en los medios de comunicación, así como parte de la opinión pública, de que exista una posible declinación de un candidato presidencial, tratándose de Ricardo Anaya y José Antonio Meade.

Esto debido a que el candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, sigue manteniendo una gran brecha desde el primer lugar, en las encuestas, al segundo con Anaya y en tercero con Meade, cuestión que ha planteado el tema de la declinación.

Y es que el pasado 25 de abril, el columnista de Excélsior, Leo Zuckermann escribió sobre las posibilidades que apuntan a que el PRI serán el gran perdedor de la campaña electoral.

Zuckermann comparó las cifras de Meade, con las del 2006 cuando el abanderado fue Roberto Madrazo, quien, para el mismo periodo de tiempo, también sostuvo el tercer lugar en las encuetas en el 22%, la cual calificó como la “peor elección presidencial del PRI”.

“Pueden, como suele suceder con todos los partidos, negar la realidad. Convencerse que las cosas no están tan mal, que hay encuestas —telefónicas, de Facebook, Twitter o de casas encuestadoras cercanas al gobierno o al tricolor— donde Meade aparece en segundo lugar, como si esto fuera verdad. Los priistas, desde luego, están en su derecho de negar la realidad. Allá ellos”, sentenció el columnista de Excélsior.

Por su parte, la columna Templo Mayor, del periódico Reforma, señaló el pasado domingo 29 de abril, la existencia de un ambiente de “tensión”, en el equipo de trabajo de José Antonio Meade: “Ante la falta de resultados favorables, se dice que el candidato está dispuesto a dar un golpe de mano y, como en el voleibol, cambiar a todo el cuadro titular de su equipo con la idea de calmar las aguas y relanzar su campaña para los dos meses que le quedan”.

Sin embargo, la columna enfatiza que el candidato del PRI, se siente molesto debido a las versiones que señalan que podría declinar a favor de Ricardo Anaya.

La posibilidad de una unión entre ambos candidatos se dio cuando, Jorge Castañeda, coordinador de estrategia, del candidato de frente, aseguró a través de una entrevista para el periódico Reforma, no descartar la idea de buscar “afinidades políticas” para obtener la victoria frente a AMLO.

“No quiero descartar nada, los números son lo que son y creo que podemos encontrar en las búsquedas nuevos acercamientos y afinidades”, sentenció Castañeda, al ser cuestionado sobre la posibilidad de consolidar una unión con José Antonio Meade, candidato del PRI.