Anaya acepta que fracturó al PAN y pide perdón para sumar votos

- Por

La campaña de Ricardo Anaya ha tenido grandes crisis. La principal es el ataque del gobierno mexicano en su contra a través de la PGR, acusándolo de lavado de dinero. La siguiente fue provocada por él mismo: Anaya reconoce que como líder del partido conservador Acción Nacional fracturó al partido con su imposición como candidato presidencial.

El líder del Frente (PAN-PRD-Movimiento Ciudadano) no permitió que dentro del panismo se votara su candidatura a la presidencia. Se impuso y se le acusó de romper el diálogo con la militancia conservadora, además de imponer a cercanos suyos en puestos importantes. Como resultado de esta división interna renunció Margarita Zavala, una de las panistas que lideraba las encuestas para representar al PAN en estas elecciones.

Anaya sabe que la presencia de Margarita Zavala en la boleta electoral le quitará bastantes puntos, sobre todo los ligados a la ideología conservadora y provida. Esta agenda mantiene  a millones de panistas más inclinados por la exprimera dama que con el líder del Frente. Para intentar salvar algunos votos, el queretano ha pedido perdón públicamente a todos los militantes a los que defraudó en su camino a la candidatura presidencial.

«Yo entiendo que haya molestia en los partidos y por supuesto que yo he cometido muchísimos errores, lo que si les digo es que lo hicimos con la mejor de las voluntades«, dijo, asegurando que su imposición como líder único del Frente fue una decisión compleja pero que habrá de beneficiar a su partido a la larga. La unión PRD-PAN es lo que más ha molestado a los militantes más conservadores.

Por el otro lado, Margarita Zavala continúa acusando a Anaya de quebrar la unión panista y de vender sus ideales a cambio de una alianza con el perredismo y la agenda de Movimiento Ciudadano. Lo que pasa es que el PRD es una fuerza política liberal que promueve la legalización del aborto, la libertad de género y los matrimonios del mismo sexo. Todos estos temas han generado tensiones dentro del Frente y muchos panistas dentro reclaman a Anaya el no condenar estas posturas.

El día de ayer, el queretano habló abiertamente de sus intenciones por impulsar la legalización de la cannabis para su uso medicinal. Pero en los demás temas como la agenda de izquierda que propone el PRD se ha mantenido silente. Sus ejes de campaña son la tecnología, el impulso a la economía nacional y el posible encarcelamiento de Enrique Peña Nieto por corrupción.

Se le preguntó si este perdón era un intento de acercamiento para convencer a Margarita Zavala de que se una a su propuesta, a lo que respondió que no. Anaya asegura que su mensaje es general y que va dirigido a todos los panistas que resultaron molestos con su desempeño como líder nacional del partido y como candidato presidencial aliado con la izquierda.

Por el momento, Margarita Zavala continúa respaldando una candidatura completamente conservadora. Se ha esforzado en mencionar que su postura es provida, cero tolerante a la libertad de género y en total apoyo a continuar con aún más fuerza la guerra contra el narcotráfico. Esto la ha hecho una candidata más cercana al panismo que Anaya y su coalición, por lo que le está restando puntos al queretano.