Ricardo Anaya es el aspirante a la presidencia con más dinero, AMLO el que menos tiene

- Por

La diferencia entre las posesiones personales y patrimonio de los candidatos a la presidencia es muy desigual, según información del portal Sin Embargo. Por ejemplo, Ricardo Anaya cuenta con inversiones, autos, locales y una propiedad, mientras que Andrés Manuel López Obrador solo tiene su salario de 50 mil pesos y una cuenta en el banco con menos de 100 mil.

Mediante la revisión de los documentos públicos presentados por todos los candidatos, Sin Embargo señaló que Ricardo Anaya es el que tiene más recursos, seguido de la independiente Margarita Zavala y José Antonio Meade quien se encuentra en un punto medio.

Ricardo Anaya tiene un vehículo con un valor de 210 mil pesos, cuatro inversiones mayores a los 500 mil pesos, una casa de 4.2 millones de pesos y en 2016 un ingreso de 293 mil pesos mensuales por su cargo público y renta de locales. En general ha sido inconsistente en sus declaraciones, después de la acusación de lavado de dinero, publicó una aclaración que entre él y su esposa logran ingresos por cinco millones 484 mil pesos al año y sus gastos ascienden a 3 millones 684 mil pesos.

Mientras tanto, Margarita Zavala posee cinco cuentas bancarias, dos de ellas con cantidades entre los 100 y los 500 mil pesos y otra mayor a esta cifra. Tiene aproximadamente 200 mil pesos en joyas, además de obras de arte, un vehículo y una camioneta BMW y tres terrenos. En uno de estos se encuentra una casa de 799.24 metros cuadrados, valuada en 5.1 millones de pesos.

José Antonio Meade no ha realizado aún su 3 de 3 y no hizo públicas sus declaraciones durante una década, de 2002 al 2012. En 2013 presentó una declaración parcial en la que se indica tiene un terreno de 254 metros cuadrados, un coche Honda, esculturas y cuadros, una cuenta bancaria, cuatro tarjetas de crédito así como un préstamo personal.

Andrés Manuel López Obrador presentó su 3 de 3 hasta el 2016. En el año 2000 declaró tener cinco propiedades con un valor total de 2.2 millones de pesos, un vehículo de 115 mil pesos y 145 mil pesos en el banco. Hasta el 2016, Andrés Manuel volvió a realizar una declaración donde indicaba tener un salario de 50 mil pesos y una inversión bancaria de hasta 100 mil pesos, dijo que ya no tiene propiedades porque se las cedió a sus hijos.

https://twitter.com/Alonsotamez/status/969947716821442567

Transparencia en un país de corrupción

Resulta importante que los candidatos comiencen a ser transparentes desde sus campañas, como lo señala Eduardo Huchim, especialista en procesos electorales, ya que «un ejercicio de presentación de fortuna de los candidatos y cómo la han conseguido, le daría mucha salud al proceso pautado por varios escándalos de corrupción». Asimismo, lo importante no es saber cuánto dinero tienen sino cómo obtuvieron sus fortunas, señala Arturo Espinosa Silis, director de Strategia Electoral.

Esto es difícil de comprobar ya que no hay manera de comparar cómo ha incrementado o disminuido su patrimonio, incluso si presentaron su 3 de 3, solo se pueden ver las últimas declaraciones, pero no de qué manera se ha obtenido ese dinero.

Por ejemplo, Andrés Manuel López Obrador no declaró nada entre 2005 y 2015. Anaya no lo hizo desde 2000 a 2010 y luego nuevamente entre 2013 y 2014. José Antonio Meade no hizo públicas sus propiedades del 2002 al 2012 y Margarita Zavala solo declaró en 2016, es decir, se desconoce cómo fueron sus declaraciones durante su periodo como diputada entre 2003 y 2006. Ninguno de ellos ha hecho alguna actualización de su declaración patrimonial.

Estos datos son clave en un país donde la corrupción es uno de los grandes problemas que enfrenta el gobierno y los ciudadanos. Por ejemplo, la deuda que dejaron los priistas César y Javier Duarte en Chihuahua y Veracruz, respectivamente, tendrá que ser pagada durante 20 años por los mexicanos.

Según un índice de corrupción realizado por la organización Transparencia Internacional, México tiene 29 puntos de 100 y es de los peores evaluados en América Latina. Arturo Espinoza Sillis opina que: «la responsabilidad de los actores políticos en el contexto que vive el país es ser transparentes frente a los electores para mostrarles, para rendirles cuentas en los temas patrimoniales».

Lee la investigación completa en Sin Embargo.