La PGR demostró que no piensa actuar en contra de César Duarte

- Por

Uno de los gobernadores del PRI que más ha robado durante su mandato acaba de ser apoyado por la Procuraduría General de la República. Este organismo del gobierno de Enrique Peña Nieto aseguró que se esforzaría en ubicar a César Duarte, exgobernador de Chihuahua.

Los esfuerzos por casar al Duarte del norte han sido titánicos para la fiscalía panista del actual gobierno de Javier Corral, ahora gobernador chihuahuense. Entre presiones, avances claves y descubrimientos de más y más robos, la PGR ha decidido frenar varias de las acusaciones en contra del hombre que robó cerca de 6 mil millones de pesos.

En un documento oficial, firmado por la agente del Ministerio Público, María Elena Velasco, se confirma que la procuraduría nacional no pretende castigar a Duarte por “delitos federales de operaciones con recursos de procedencia ilícita; delito bancario y defraudación fiscal». Esto es una cachetada contundente a las pruebas que el gobierno de Javier Corral ha acumulado en contra de César Duarte.

El tema es realmente importante para el país. Se ha descubierto una red de desvíos millonarios operada por el PRI nacional, la secretaría de Hacienda encabezada por Luis Videgaray y el exgobernador desaparecido. Entre los involucrados también se encuentra Manlio Fabio Beltrones, pieza clave del priísmo nacional. Por lo que Javier Corral asegura que detrás de esta negativa a actuar en contra de Duarte está el propio Enrique Peña.

«Peña está protegiendo a Duarte. Está ante nosotros con toda claridad el cinismo de un régimen que utiliza a la Procuraduría General de la República para perseguir a sus adversarios políticos, a sus opositores y para exonerar y proteger a los miembros de su partido, a los allegados al presidente», comentó Corral en entrevista.

La PGR emitió está declaración al abogado y activista Jaime García Chávez, representante del Banco Unión Progreso. Este último presentó una denuncia hace cuatro años por los delitos de los que ahora la PGR no piensa perseguir. Con esto, César Duarte se salva de severas pruebas en su contra y no se dan explicaciones a fondo del porqué rechazar esta demanda.

«Esta Representación Social propone la consulta del no ejercicio de la acción penal, conforme a los fundamentos y argumentos legales hechos valer en los apartados que anteceden por los delitos federales de operaciones con recursos de procedencia ilícita; delito bancario y defraudación fiscal», indica el documento que entregaron a García Chávez.

Y es que varios de estos delitos tocarían a la clase política que se encuentra ahora en el poder. Por lo tanto, la PGR solamente estaría investigando “delitos federales relativos a operaciones con recursos de procedencia ilícita y delitos bancarios”. Todo esto acorta la posible condena que Duarte enfrentaría en México después de su juicio.