México es el nuevo refugio para miles de venezolanos desesperados

- Por

No están conformes con el chavismo y tampoco creen de las políticas que se vienen en su país. Para miles de venezolanos, salir del país es la acción clave para mantener una vida digna, lejos de la pobreza y las carencias del gobierno de Nicolás Maduro. Ahora, su andar los ha llevado a una nación clave en el continente: México.

Desde que el gobierno de Hugo Chávez empezó a endurecer sus acciones en contra de los opositores, miles de familias han buscado asilo fuera de Venezuela. Los años han pasado y México se está convirtiendo en un paraíso de oportunidades para miles de estas familias. Más específicamente en estados como Querétaro, en donde los venezolanos se han reunido en una comuna improvisada.

“Más que huir de la crisis, los venezolanos somos responsables al salir de Venezuela para proteger a nuestras familias”, comenta William Bello, un hombre dedicado al periodismo que vio cómo cada vez ganaba menos en su natal Mérida, un pueblito montañoso cercano al Maracaibo venezolano. Así que decidió irse y dejar a su familia. Desde México, manda dinero para sacarlos de una pobreza inevitable.

La crisis económica del pueblo venezolano ha caído en un punto alarmante. De un día a otro, la moneda nacional no vale lo mismo. Entre enfermedades, hambres, desabastos, robos y saqueos, los venezolanos han tenido que salir del país para poder alimentar decentemente a sus familias. Repartidos desde Argentina hasta Bogotá, desde Bolivia hasta Ciudad de México, el exilio venezolano no hace más que aumentar.

Del 2016 al 2017 se han registrado cerca del 80% de las fugas de sociedad venezolana a otras naciones. En el caso de Bello, la situación en su ciudad es tan precaria que básicamente toda su familia está repartida por el mapa del continente americano. Los venezolanos en México son cada vez más y gracias a movimiento lento en las aduanas, no pueden reunirse con sus familias sino hasta meses después de la solicitud.

Les envían, mientras tanto, dinero desde México hasta Venezuela. Quinientos pesos mexicanos pueden abastecer de alimentos a una familia venezolana durante más de una semana. Por estas razones, los venezolanos están saliendo en masa del país. Las políticas económicas de Maduro no les permiten comprar más que lo permitido y una vez que pueden, resulta que los anaqueles del supermercado están vacíos. La crisis ha motivado a que familias enteras desaparezcan del paisaje bolivariano.

Eligieron Querétaro porque no cuenta con el ajetreo y el caos de la Ciudad de México. También porque, de cierta forma, su pasado colonial les recuerda a ciertas calles de Venezuela. Además, la industria que se está generando en la capital queretana sigue creciendo, por lo que un salario ahí significa contar con la soltura para mantener a una familia entera en Venezuela.

En el país de Nicolás Maduro y Carolina Herrera, al menos el 10% de la población total ya no vive ahí, según estimaciones de la organización Periodistas de a Pie. La mayoría ha emigrado a naciones cercadas como Perú, Colombia y Panamá, en donde no es raro caminar por las calles y escuchar cada vez más el acento venezolano.

El año pasado, México fue el país que más venezolanos recibió. La huída masiva continúa y se espera que cada vez más población de Venezuela abandone al país debido a la crisis económica y alimentaria del país que gobierna Maduro. Por otro lado, el gobierno venezolano asegura que las condiciones de vida en su país son aptas y suficientes, declarando que la mala imagen de Venezuela se debe a un ataque de la oposición.

Lee la investigación completa en Periodistas de a Pie.