Gobierno de Durango reprime con violencia oposición de pobladores a planta de cianuro

- Por

Este viernes, policías antimotines sofocaron violentamente una protesta de unas 500 personas, miembros del Frente Unido de Pueblos de La Laguna en Defensa del Territorio, en Gómez Palacio, Durango, por su oposición a la llegada de una planta de Cianuro de Sodio a los ejidos Pueblo Nuevo El Siete, La Aurora y Las Américas.

El saldo es de 43 personas detenidas: 27 varones, 16 mujeres, de acuerdo a cifras de la Secretaría de Seguridad Pública del estado; decenas de heridos y al menos 67 personas extraviadas, según la estimación que la Red Mexicana de Afectados por la Minería (REMA) dio a Pie de Página, medio noticioso que ha cubierto la noticia.

De acuerdo a su comunicado, fue alrededor de las 5:00 horas de la mañana del viernes nueve de marzo, cuando al menos 500 personas se presentaron en el Ejido de la Aurora, para bloquear los accesos carreteros donde se está construyendo la planta de Cianuro propiedad de la Chemours Company.

Hacia las diez de la mañana 200 granaderos se presentaron a reprimir la protesta; de acuerdo a los manifestantes, hubo varios intentos de diálogo con la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera, pero la policía, equipada con el equipo anti motín, llegó directamente a liberar los accesos de la carretera por la fuerza.

REMA incluso reporta un herido por arma de fuego. De acuerdo a lo difundido en medios, a la policía municipal se le sumaron miembros de la policía metropolitana y ministerial: tomaron palos, piedras, extinguidores, gas lacrimógeno y así repelieron la manifestación. Los ejidatarios se defendieron a pedradas y con bombas molotov.

El conflicto duró varias horas, y según los testimonios recogidos por Pie de Página, en la manifestación hubo mujeres, ancianos y niños. Se dijo que la policía, después de haber despejado la zona, emprendió una “cacería” en toda la zona, que invadió casas de particulares en búsqueda de los miembros más notables del Frente Unido. Versión que fue desestimada por la Secretaría de Seguridad.

Represión en Durango a miembros del Frente Unido de Pueblos de La Laguna mientras realizaban protesta pacífica.Sigue la represion en este momento!!!Difundamos!!!#CianuroMata

Publié par REMA Red Mexicana de Afectados por la Minería sur vendredi 9 mars 2018

Cianuro o policía: el dilema de Dinamita

En julio de 2017, la alcaldesa de Gómez Palacio, Leticia Herrera, y el gobernador del estado, José Rosas Aispuro Torres, presentaron personalmente el proyecto “Chemors Laguna”, que contempla la instalación de una planta que producirá 65,000 toneladas de Cianuro de Sodio al año, propiedad, como dijimos, de la Chemours Company, filial de Dupont.

El predio donde pretende instalarse es de unas 12 hectáreas, y se encuentra en la comunidad La Dinamita, ubicada a un kilómetro de los ejidos Pueblo Nuevo y El Siete. Al terreno lo circunda una población de 443 habitantes y 142 viviendas.

En aquel mes las autoridades anunciaron que las obras del proyecto estarían terminando a finales del 2019; en octubre los pobladores de estos ejidos se reunieron con el obispo de Saltillo, Raúl Vera, y decidieron oponerse al proyecto, ya que atenta seriamente con la a seguridad de los pobladores y del ecosistema. Juntos resolvieron crear el Frente Unido.

El argumento de las autoridades, es que la compañía ha cubierto con todos los requisitos de la Secretaría de Medio Ambiente para la instalación de la planta; y que toda la obra habrá de generar empleos ya que contrata “jóvenes con estudios de nivel medio y superior”, según palabras del propio gobernador.

Para la Chemours, la zona en donde pretende levantar su planta está alejada de complejos habitacionales o comerciales; y su planta estaría abasteciendo a todas las compañías mineras de la región uno de los principales químicos para la limpia del oro y la plata.

Sin embargo, hay una decena de comunidades en un radio de 5 kilómetros a la redonda de la planta: dos de ellas El Siete y Dinamita; y el Frente Unido asegura que la afectación en caso de contingencia alcanzaría a más de 20 comunidades de la región.

Para la REMA, la obtención de los documentos necesarios para la validez del proyecto, por parte de la Chemours, es completamente ilegal. De hecho, este proyecto ya había sido expulsado de Guanajuato en dos ocasiones por la misma razón.

Fue en 2015, cuando la Chemours proyectó su “Salamanca Bajío” que pretendía la construcción de esta planta en un predio de 100,000 metros cuadrados en el municipio de Salamanca. La Semarnat declaró que la información de impacto ambiental que la compañía había sometido, tenía información falsa. El proyecto se vino abajo.

Después lo llevaron a San Luis de la Paz, pero ahí los ciudadanos se resistieron y crearon la Organización Ciudadana Ludovicense por el Derecho a Vivir en un Ambiente Sano. Tras 10 meses de litigios y resistencia social, la Chemours desistió y mató el proyecto silenciosamente. En 2017 se movieron a Durango en donde la Dupont tiene al menos 80 años de presencia.

Puedes revisar el reportaje completo aquí.


Etiquetas: