Nuevas acusaciones por lavado de dinero acorralan a Ricardo Anaya

- Por

El candidato conservador a la presidencia de México, Ricardo Anaya, presumió ante los medios la victoria que tuvo ante las acusaciones de uno de los diarios más populares del país. El periódico El Universal acusó al ex líder de Acción Nacional de poseer un paraíso inmobiliario en Querétaro, su ciudad de origen. El panista demandó y ganó en los tribunales. Se comprobó que la información del diario no era verídica.

Después de ese episodio, Anaya se sintió con la confianza de arremeter en contra de los políticos corruptos. Pero no pasó mucho tiempo antes de que nuevas acusaciones en su contra salieran a la luz. El semanario Proceso presentó documento en donde se acusaba al candidato a la presidencia de participar en una triangulación de recursos. Todo esto a través de una asociación civil que disfrazaría los recursos. De nuevo, todo sucedió en Querétaro. Como siempre, el político salió a negarlo todo.

Ahora, se acumula una acusación más en su contra. Varios empresarios lo acusan de lavado de dinero por una cantidad de al menos 54 millones de pesos. De nueva cuenta el tema inmobiliario sale a relucir dentro de las acusaciones del panista. Y es que el mismo Anaya en su declaración 3de3 dejó claro que sí, posee varios inmuebles y plazas comerciales en su natal Querétaro. Por lo que resulta curioso ver que todas las acusaciones en su contra están ligadas a tratos ilegales para adquirir o vender propiedades en este estado.

En esta última acusación se asegura que Anaya orquestó con otros dos empresarios la simulación de venta de una nave industrial. La venta se haría bajo el traspaso de la empresa Uniserra S.A. de C.V. a la empresa Manhattan Masterplant Development. Para lograrlo, el dinero se intentó ocultar a través de diversas transferencias alrededor del mundo para que no se pudieran rastrear esos 54 millones.

Como respuesta a todas estas acusaciones, Anaya continúa afirmando que se trata de estrategias para desarticular su campaña a la presidencia. El queretano de 38 años se ha mostrado insistente en asegurar que su imagen está limpia y que espera muchos más ataques de sus contrincantes políticos. Respecto al tema del lavado de dinero, Anaya contestó rápidamente negando todo.

“La empresa de mi propiedad que vendió una nave industrial a precio de mercado está declarada en mi 3 de 3 y siempre ha estado al corriente de sus obligaciones fiscales. La compraventa referida cumplió con todas las formalidades que la ley establece”, dijo. Hasta el momento, los dos empresarios ya declararon en la procuraduría nacional sobre la invitación de Anaya para participar en este gran lavado de dinero.

Anaya continúa señalando que esa venta sucedió pero que todo está en regla. Para cualquier información pide que se consulten sus declaraciones patrimoniales, además de mostrar información que confirma la venta pero que según Anaya no tuvo los costos señalados, sin afirmar las cantidades. En su declaración 3de3, el panista afirma tener todas sus propiedades en Querétaro, sin informar el costo total de ellas.

Anaya mantiene el segundo lugar en las preferencias electorales, por encima del priísta Meade y debajo del morenista López Obrador. En su cierre de campaña, Ricardo prometió un gobierno que perseguirá contundentemente a los políticos corruptos en México.