Los Avengers mexicanos: Chong y Beltrones se unen a la campaña de Meade

- Por

Para lograr generar un poco de popularidad, el candidato presidencial del PRI, Antonio Meade, ha sumado a su campaña a dos de los hombres más poderosos del gobierno peñista. Se trata del ex secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong y del ex líder del PRI nacional, Manlio Fabio Beltrones. Sobre este último pesa una gran investigación por posibles desvíos millonarios a favor de su partido.

Ambos entrarían como coordinadores de campaña de Meade, quien se encuentra en tercer lugar de las preferencias electorales. Junto con Beltrones y Chong, también se integran priístas de menor rango, como Carolina Viggiano, René Juárez, Beatriz Paredes y Mariano González. Todos con la misión de acrecentar la propuesta de Meade a nivel nacional y asegurar que los mexicanos se convenzan de dar su voto al PRI en este 2018.

La foto de todos juntos lima asperezas o da a entender nuevos movimientos dentro del tablero político tricolor. Desde un inicio existió una batalla dentro del PRI entre Chong y sus simpatizantes y Meade, impuesto directamente desde la silla presidencial. En medio se encontraba también Beltrones, quien buscó durante un tiempo la candidatura presidencial del PRI, al igual que Osorio Chong. Cuando Meade fue designado, hasta su rival político, el morenista López Obrador, se mostró sorprendido de que el presidente no favoreciera a alguien como Chong.

¿Qué cargos tendrán cada uno?

En principio, Beltrones fue elegido como el coordinador de una de las zonas más importantes del país. Su meta es impulsar el priísmo en estados clave, muchos de ellos sumidos en la violencia y la falta de oportunidades. Se trata de Baja California, Baja California Sur, Chihuahua, Durango, Jalisco, Nayarit, Sinaloa y Sonora. Es decir, buena parte del norte de México. Precisamente en Chihuahua, en donde se investiga a fondo el desvío millonario entre César Duarte y Manlio Fabio Beltrones.

En el caso del que fuera el hombre más cercano al presidente de México, Chong estará encargado de coordinar a los senadores del PRI de cara al proceso electoral más competitivo de la historia. Quien fuera secretario de Gobernación y tuviera durante muchos años el título del favorito para suceder a Peña Nieto en la silla presidencial, decidió renunciar a su cargo debido a conflictos internos en el partido. Ahora, disminuido, Chong trabajará para Meade, su entonces rival.

Paredes: a impulsar al PRI en Veracruz

Aunque menos involucrada en el gabinete presidencial, Beatriz Paredes ha sido comandada a convocar a lo mejor del PRI en el sur del país. Se le encargó a esta priísta veterana que impulse el voto a favor de Meade en Campeche, Chiapas, Oaxaca, Quintana Roo, Tabasco, Veracruz y Yucatán. Muchos de estos territorios sumidos en la pobreza y la desigualdad social. En Veracruz, especialmente, Paredes habrá en enfrentar grandes negativas, después de los robos magnos y la violencia que ejerció Javier Duarte durante su gobierno priísta.

Estos acuerdos son más que laborales. Al unirse a Meade, tanto Beltrones como Chong podrían acceder a una senaduría plurinominal. Con esto, podrían ganar fuero y evadir investigaciones de peso en su contra. Dentro de la maquinaria política nacional es costumbre salir de un puesto grande al momento en que termina una presidencia para aspirar a un lugar plurinominal, ya sea de diputado o senador. Esto con la finalidad de no perder la trayectoria y continúan ganando sueldos que llegan a ser de 2 millones de pesos anuales.