En la tercera audiencia de Duarte a la PGR le faltan pruebas y los fiscales cometen errores

- Por

La defensa de Javier Duarte tuvo varias victorias en la tercera audiencia del caso de la Procuraduría General de la República en contra del exgobernador, por los delitos de lavado de dinero y delincuencia organizada.

La defensa de Duarte logró, por ejemplo, que el juez Gerardo Moreno no avalara la obtención de datos bancarios que están en el expediente del caso. De esta manera cuando se llegue a juicio podría solicitarse la anulación, informó Animal Político.

Trataron de cubrir un error

Uno de los objetivos de la audiencia era justamente resolver que el juez avalara datos bancarios obtenidos en la investigación. Era información que mostraba diversos movimientos de cuentas de personas y empresas relacionadas con el delito de lavado de dinero encabezado por Duarte.

Sin embargo, el abogado de Duarte, Marco del Toro, hizo notar que estos datos ya se encontraban en el expediente y que en realidad, la PGR quería corregir un error ya que obtuvieran esta información sin autorización judicial por lo que hubo una violación de los derechos de intimidad, privacidad y secreto bancario. Al ser una prueba que afectaba los derechos de una persona, se requería que un juez diera esa autorización, según está estipulado en el artículo 252 del Código Nacional de Procedimientos Penales. El abogado enfatizó que el Ministerio Público obtuvo esos datos sin el permiso y ahora «pretende disfrazar un saneamiento haciéndolo ver como si fuera una nueva técnica de investigación judicial faltando al principio de lealtad».

Al respecto, los fiscales de la PGR reconocieron que estos datos ya se encontraban en el expediente pero que no se consiguieron de manera ilegítima, ya que se obtuvieron al amparo del artículo 142 de la Ley de Instituciones de Crédito, en la cual hay una excepción por la que los procuradores pueden obtener esta información sin importar el secreto bancario.

Hasta el juicio que se llevará a cabo en varios meses, se determinará si esos datos fueron obtenidos de manera ilegítima y si se podrán utilizar en contra de Duarte. Uno de los procuradores intentó interponer un «recurso de revocación», sin embargo el juez lo desestimó por ser improcedente.

Hasta el juez les llama la atención

La defensa también logró más tiempo para reunir pruebas y hablar con testigos que sean favorables para el caso del exgobernador. El 22 de enero concluía el plazo tanto para la defensa como para la PGR para realizar sus investigaciones. Tres días antes de que se venciera esta fecha, los abogados de Duarte solicitaron otros seis meses para seguir preparándose, especialmente para entrevistarse con cuatro personas que actualmente son testigos de la PGR. La nueva fecha de término es el 31 de julio del 2018.

La PGR pidió ese plazo para seguir realizando investigaciones ya que le parece aún tiene temas que resolver, sin embargo el abogado dijo que esta prórroga solo debería beneficiar a la defensa. La resolución del juez fue que la PGR puede utilizar este tiempo para seguir armando su caso, pero que si la defensa decide concluir sus investigaciones en menos de seis meses, la PGR tiene que atenerse.

Según la información de Animal Político, los fiscales de la PGR cometieron varios errores. Por ejemplo, no han logrado conseguir de Suiza los datos bancarios que están asociados con el delito de lavado de dinero. Incluso el juez hizo notar que: «Estamos en una situación donde la defensa ha pedido una prórroga del plazo pero si no fuera el caso y tuviéramos que pasar a audiencia me pregunto si estarían ustedes listos.» Asimismo mencionan que los argumentos de los fiscales no eran suficientes para convencerlo de nada.

Con información de Animal Político.


Etiquetas: