Ya desaparecieron 1,000 millones en la construcción del nuevo aeropuerto

- Por

El proyecto fue anunciado por el presidente Enrique Peña como uno de los más trascendentes de su mandato. Entre aplausos, el jefe del ejecutivo señaló que la capital más poblada del mundo tendría un aeropuerto de alto nivel, para competir con las grandes capitales del mundo. Además, prometió que él mismo supervisaría la construcción. Ahora falta dinero.

La cantidad es alarmante. Han desaparecido exactamente 1,002 millones de pesos y el aeropuerto no muestra avances considerables. Según datos de gobernación, se celebró el hecho de tener un avance de 75% en los contratos. Muchos de estos contratos están nublados y no se saben dos cosas: ni donde está el dinero faltante, ni cuánto se ha avanzado. El proyecto ha sido severamente criticado desde que se mencionó la intención de realizarlo.

La auditoría anticorrupción ha realizado siete auditorías al enorme proyecto y las inconsistencias surgieron inmediatamente. Todas apuntan hacia la constructora principal, Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México S.A. de C.V., de mayoría estatal, por cierto. Existen fallos en pagos a contratistas, muchos de ellos son pagos excesivos; se detectaron gastos inútiles en publicidad, documentos sin comprobación, errores en ciertos convenios y pagos alterados por materiales.

El presidente de México y su equipo de trabajo afirmaron que todo el proceso estaría lleno de transparencia, asegurando que cualquiera podría ver la documentación para evitar sospechas o abusos como los que se han detectado. Y lo han hecho. El Grupo Aeroportuario ha publicado en tiempo y forma los documentos de cada licitación. Sin embargo, la exhibición de estos ha exhibido la ausencia de los mil millones de pesos.

Capricho presidencial

En cuanto fue anunciado este nuevo aeropuerto surgió la duda, ¿realmente se necesita una nueva terminal aérea en la capital mexicana? El proyecto pretende construir dos terminales aéreas, seis pistas de operación simultánea, varios estacionamientos, una gran torre de control de tráfico aéreo, centro de operaciones regionales, un centro de transportes terrestre intermodal y vialidades de acceso.

Se requieren, al menos, 180 mil millones de pesos para concluirlo y, de acuerdo a la documentación oficial, cada fase llevará un periodo de al menos diez años. Por lo que podríamos hablar de un nuevo aeropuerto completamente terminado hasta el año 2060. Es decir, faltan 42 años para poder aplaudir la finalización de esta magna obra peñista, si es que todo sale según lo planeado. Por el momento, ya hay dinero desaparecido.

https://twitter.com/SCT_mx/status/967139749851955200

Las autoridades han dado a conocer miles de documentos sobre el nuevo aeropuerto, pero han permanecido herméticos en un tema de interés primordial: ¿cuánto se ha avanzado física y financieramente en esta obra? Si preguntamos, nadie de los responsables lo saben. No existen tampoco cifras aproximadas o porcentajes especulativos. Esta es la área menos transparente del proyecto y es, al mismo tiempo, la más importante.

Cuando se intenta acceder a los avances, solamente se muestran fotos y algunos números que no reflejan ni justifican completamente los montos asignados a cada parte del nuevo aeropuerto. Es justo aquí en donde la auditoría anticorrupción solicita más transparencia. Además de solicitar aclaración ante todas las fallas detectadas, muchas de ellas ligadas a contratos con la secretaría de la Defensa Nacional.

El nuevo aeropuerto será el mayor proyecto de infraestructura de los últimos años, de nuestro país y del mundo, es un acto de responsabilidad con México y para impulsar su desarrollo”, dijo Peña Nieto, hace años, al presentar este proyecto sumido en irregularidades.