Lanzan campaña “Empleo Justo en Casa” para otorgar derechos a trabajadoras domésticas

- Por

Las trabajadoras y trabajadores del hogar pueden sufrir distintas maneras de violencia incluyendo la verbal y física según la Encuesta Nacional sobre Discriminación en México. De acuerdo a cifras de distintas ONG un 95 por ciento de las personas en este sector son mujeres, es decir, 2.4 millones de mexicanas. Se ha reportado que 1 de cada 7 ha sufrido maltrato verbal y la misma cifra sufrió maltrato físico. También pueden sufrir explotación laboral y discriminación.

De casi 2.4 millones de trabajadoras, el 96 por ciento no tiene un contrato laboral y el 97 por ciento no cuenta con un seguro médico como parte de su trabajo, mientras que un 30 por ciento reportó ni siquiera contar con un descanso dentro de su jornada laboral. 42 por ciento solo recibe uno o dos salarios mínimos a pesar de tener distintas actividades que van desde cuidar a los niños hasta hacer la comida. Seis de cada diez no tienen vacaciones y cinco de cada diez no cuentan con un aguinaldo. Las mujeres indígenas constituyen el 11 por ciento del total de las trabajadoras del hogar.

Para luchar contra el maltrato y la discriminación hacia este sector el Instituto de Liderazgo Simone de Beauvoir, la Organización Hogar Justo Hogar, ONU Mujeres y la OIT México crearon la campaña #EmpleoJustoenCasa para promover los derechos de las trabajadoras así como para crear conciencia social y sus derechos humanos sean respetados. El comunicado sostiene que “el trabajo doméstico continúa siendo invisible y desvalorado social y laboralmente, pese a todos los beneficios que genera”.

Una de las primeras acciones de la campaña fue realizar un decálogo para todos los empleadores del hogar para que respeten este tipo de trabajo, los puntos son: Firmar un contrato con la trabajadora, respetar una jornada de ocho horas diarias, dar al menos 15 días de aguinaldo, pagar un salario justo (mínimo 250 pesos por ocho horas si se realizan actividades básicas), otorgar seguridad social o al menos apoyo en consultas médicas para la trabajadora y sus familias, así como apoyo a medicamentos, ofrecer un espacio limpio y adecuado para dormir si la trabajadora es de planta, otorgar vacaciones, pagar horas extra, ofrecer una buena proporción de alimentos de calidad y permitir la capacitación de la trabajadora.

La plataforma AJ+Español realizó un video con testimonios de empleadas domésticas quienes contaron las situaciones de maltrato que han vivido en algunas casas, por ejemplo, les han brindado alimentos en descomposición, violencia física y verbal y si se enferman no cuentan con un pago, además de que se les puede despedir injustificadamente.

En la página web empleojustoencasa.org se puede firmar la petición para que el gobierno ratifique el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo para que se reconozca legalmente el trabajo doméstico.


Etiquetas: