AMLO respalda a Gómez Urrutia: dice que ha sido perseguido y estigmatizado

- Por

Andrés Manuel López Obrador, candidato a la presidencia de la república por la coalición, “Juntos haremos historia”, ha salido en defensa de Napoleón Gómez Urrutia, quien fuera por años el líder del sindicato de trabajadores mineros, y que vive en el exilio, en Canadá, después de la explosión en la mina Pasta de Conchos, en Coahuila; y que podría regresar al país con una posición en el senado por la vía plurinominal, gracias al candidato presidencial.

El día de ayer se reportó que, durante un mitin en Zacatecas, Andrés Manuel dio a conocer que, de ganar las elecciones, creará las condiciones necesarias para que Gómez Urrutia regrese al país, y respalde de nueva cuenta a todos los trabajadores mineros.

Este anuncio fue ratificado después, cuando se oficializaron las candidaturas presidenciales, y se conocieron las postulaciones para el senado: en la lista que presentó Morena para plurinominales venía ya el nombre de Napoleón Gómez Urrutia.

Las reacciones no se hicieron esperar: el otrora secretario de educación, Aurelio Nuño, hoy coordinador de campaña del candidato priista, declaró ante los medios que lo de Gómez Urrutia era un descaro, una incongruencia total y absoluta de Obrador: “el único que le falta en esa lista es El Chapo, pero de ahí en fuera tiene toda la colección de gente que más daño le ha hecho al país”, dijo.

Precandidatos independientes y periodistas también criticaron la jugada de Andrés Manuel. Margarita Zavala ironizó al respecto de la “amnistía” obradorista: en Twitter escribió que ofrecer un lugar en el senado al sindicalista era una locura: “¿aguantará México seis años así?”, escribió.

Armando Ríos Piter, en la misma tónica, subrayó que Urrutia se exilió por sospechas de desvío de recursos al sector minero, por USD$55 millones, “y ahora quiere ser senador plurinominal, con fuero y sin buscar el voto ciudadano. Todo gracias a las amnistías”.

https://twitter.com/ferbelaunzaran/status/965602665001603074

Fernando Belaunzarán, ex diputado federal del PRD, sostuvo que la impunidad de “un líder charro que heredó el cargo de su padre”, no lo vuelve inocente, y que “su exilio en Canadá, sin trabajar, sólo se explica por corrupción”.

Periodistas como Denisse Dresser, y Luis Alberto Medina fueron también muy incisivos al respecto: todos, de forma unánime, califican la decisión de Obrador como un error, una necedad, una obcecación. Pero Andrés Manuel no piensa lo mismo: la noche de ayer, a través de sus redes sociales, el candidato declaró que lo de Urrutia ha sido una persecución política, que ha sido estigmatizado por la propaganda oficial y “oficiosa”.

“Siempre he estado en contra de las represalias tomadas desde el poder por decisión de los grupos de intereses creados”, escribió en Facebook, y añadió una semblanza de Gómez Urrutia, escrita por un columnista de La Jornada, Pedro Miguel, a quien califica de “escritor inteligente y honesto”.

En la semblanza se puede leer que: “[Gómez Urrutia] ha sido perseguido por los gobiernos de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto por su defensa de los trabajadores metalúrgicos de Lázaro Cárdenas-Las Truchas y por sus denuncias contra Grupo México (propietaria de la mina Pasta de Conchos) y contra las autoridades laborales del gobierno federal”.

Y añade que: “A pesar de que las instancias oficiales se negaban a expedir la toma de nota a su favor, el respaldo de las bases sindicales lo ha mantenido en el cargo, incluso en el exilio. La persecución llegó al grado de que a principios de 2014 la presidencia de Peña Nieto giró a la Interpol una orden de captura en contra de Gómez Urrutia por un supuesto fraude de 55 millones de dólares en el manejo del dinero sindical. Sin embargo, ese mismo año el Cuarto Tribunal Colegiado en Materia penal canceló la última de las múltiples órdenes de aprehensión que había en su contra, por lo que la “ficha roja” internacional hubo de ser cancelada”.

Siempre he estado en contra de las represalias tomadas desde el poder por decisión de los grupos de intereses…

Publié par Andres Manuel Lopez Obrador sur lundi 19 février 2018

Andrés Manuel finaliza su defensa, diciendo que ojalá sirva la semblanza para juzgar con criterio propio. Por otro lado, el columnista Raymundo Riva Palacio, escribió en su columna de ayer, en El Financiero, Estrictamente personal, una «arqueología del fraude» de “Napito”, como se conoce a Gómez Urrutia, donde detalla que:

“Gómez Urrutia vive en Vancouver, protegido por los sindicatos de la industria metalúrgica canadiense y automotriz estadounidense –a quienes les había ofrecido, a cambio del apoyo, los contratos colectivos de las armadoras en México–, con una presencia permanente como articulista de planta en las páginas de La Jornada, cuya directora es madrina del primogénito de López Obrador, y defendido en México por el abogado Marco Antonio del Toro, quien también lleva la defensa de la maestra Elba Esther Gordillo, otra de las recientes adquisiciones tácticas del candidato presidencial”.