Si AMLO gana, México volverá a tener el control de su petróleo: Rocío Nahle

- Por

Una de las grandes estrategias del mandato de Enrique Peña Nieto ha sido la de debilitar a las empresas petroleras mexicanas, para darle poder a las petroleras extranjeras. Este cambio de batuta sobre el crudo mexicano tiene un nombre: Reforma Energética. Después de que Peña presumiera sus reformas estructurales, Pemex ha ido a la baja. Obrador propone a una mujer de Zacatecas para reavivar el petróleo mexicano.

Se trata de la ingeniera bioquímica y senadora Rocío Nahle García, candidata a liderar la secretaría de Energía si Obrador gana la presidencia en 2018. Nahle sabe de lo que habla cuando asegura que la mayoría del poder económico de Pemex se va en “pagos innecesarios”. Así que tiene un gran plan para hacer del petróleo mexicano un gran producto internacional.

Todo esta en las refinerías

No es que Pemex no cuente con refinerías de calidad en México para hacer de nuestro petróleo un producto al servicio de los mexicanos, el gran problema está en la operación del crudo en el país. Para Nahle, la falta de operación, las pésimas condiciones, los contratos, el trato a los trabajadores y los gastos innecesarios han hecho de Pemex una empresa lenta y obsoleta.

https://twitter.com/rocionahle/status/916723332044738561

Para entender esto basta con analizar a su actual director, Pedro Joaquín Coldwell. El priísta elegido por Enrique Peña Nieto para levantar la empresa más importante del país es una persona que jamás ha trabajado directamente con el sector energético en el pasado. Su curriculum varía entre embajador, senador, negociador de paz, gobernador y otros cargos más que poco tienen que ver con el petróleo nacional. Aún así, le fue encargada la gran petrolera nacional.

Nahle, más experta en el tema

Para Nahle este es una de las grandes trabas para hacer que el crudo mexicano tenga de nuevo el poder que llegó a tener en el pasado. Su curriculum, por el contrario, se acerca mucho más al deseado para que una persona dirija el petróleo mexicano. Es ingeniera bioquímica por la universidad de Zacatecas, integran la comisión de Energía en el Senado mexicano y ha trabajado ya en Pemex: como ingeniería supervisora en los complejos de Pajaritos, Cangrejera y Morelos.

En una entrevista realizada por la revista Forbes, Nahle asegura que México puede resurgir en el tema energético si se invierte bien y no se despilfarra o se desvían los recursos. Lo ideal, asegura, es crear de inmediato dos refinerías cercanas a los yacimientos más grandes del país: una en Atasta, Campeche y la otra en Paraíso, Tabasco. Bien administradas, estas dos podrían pagarse solas en cinco años, dice.

Para lograr esta transformación en la producción del petróleo mexicano, desde México, no se necesita mucho más dinero del que ahora Pemex dispone. Cada una de estas refinerías de la era Morena tendría un costo de 3 mil millones de dólares. Lo importante es torcer los alcances de la reforma energética de Enrique Peña, que privilegian el crudo extranjero que al nacional. Pero no por eso se le cerraría la puerta a la inversión de otros países.

Para Nahle es necesario generar un acuerdo con grupos petroleros importantes como Shell, que ya tiene y tendrá cada vez más importancia en México.

Mira completa la entrevista que le hizo Forbes.