TuzoGate: Grupo Pachuca se ha enriquecido pagando al gobierno con boletos para el futbol

- Por

Grupo Pachuca se ha enriquecido ilegalmente desde hace más de dos décadas por medio de la condonación de impuestos, la adjudicación de contratos sin licitación previa, y la donación de terrenos propiedad del estado, a cambio de boletos para el futbol y otros “pagos en especie”, como da cuenta la investigación especial de Axel Chávez para La Silla Rota.

De acuerdo a la investigación del periodista, la trama de corrupción alcanza al menos a los últimos cinco gobernadores del estado de Hidalgo, entre los que se cuentan Jesús Murillo Karam, ex titular de la Procuraduría General de la República (PGR); y Miguel Ángel Osorio Chong, ex secretario de gobernación, ambos miembros del Partido Revolucionario Institucional (PRI).

La historia del enriquecimiento, inicia 1995, cuando el entonces gobernador de Hidalgo, Murillo Karam, cedió a Jesús Martínez Patiño, presidente de Grupo Pachuca, el 50% de las acciones que sostenía el gobierno del estado por el Club Pachuca.

Desde entonces, este grupo empresarial ha obtenido jugosos contratos por parte del gobierno del estado, sin que por ello haya pagado impuestos. Sólo en el último trienio, por servicios de diversa índole, prestados a los poderes Legislativo y Ejecutivo de Hidalgo, el Grupo encabezado por Martínez Patiño ganó $26 millones de pesos.

Todas las irregularidades alrededor del gobierno hidalguense y su empresario, fueron detectadas en 2005, por la oposición del Partido Acción Nacional, entonces encabezada por Guillermo Galland Guerrero, quien denunció a Patiño por enriquecimiento ilícito, y señaló a Murillo Karam y Manuel Ángel Nuñez Soto (ambos gobernadores del estado) por donar predios al empresario que eran propiedad del estado. Ninguna demanda llegó a investigarse.

En el periodo que corrió de 2014 a 2016, según da cuenta la investigación de Chávez, esta empresa obtuvo 48 contratos por parte del Legislativo y Ejecutivo de Hidalgo, que le redituaron los 26 millones arriba señalados, pero doce de esos contratos los obtuvo sin licitación: por medio de adjudicación directa.

Los dos contratos más grandes, fueron: uno en 2014, por la instalación de un sistema de caldera en la Universidad Tecnológica del Valle del Mezquital, por $1 millón 783,602 pesos; y el segundo: por el equipamiento de la Torre del Congreso, por $18 millones 543,503 pesos.

“Como gobernador, Francisco Olvera Ruiz justificó estos donativos al grupo empresarial debido a que el futbol incentivó el turismo, además de que Martínez Patiño genera fuentes de empleo”, destaca el reportaje.

Los “regalitos” del Grupo al gobierno

A cambio de estos contratos amables para una de las compañías del Grupo Pachuca, éste cede al gobierno una serie de regalos que sirven para el descuento de impuestos, según queda asentado en un contrato en poder de La Silla Rota, que obtuvo gracias a la solicitud de información 00373116.

Entre estos “regalos” destacan: la presencia mensual de dos jugadores del equipo para eventos del ayuntamiento, valuada en $150,000 pesos anuales; 150 entradas a los partidos del torneo regular, cada una valuada en $100 pesos; pero si son partidos contra el América, el Cruz Azul o el Guadalajara, la cifra se reduce 100 boletos, ya que su costo se infla hasta los $300 pesos.

Fuente: La Silla Rota/ Investigación Axel Chávez

Cuando es una liguilla, en cuartos de final o semifinal, se entregan sólo 50 boletos, valuados cada uno en $500 pesos; pero si es un duelo por el título, como pasó en 2016, se otorgan solamente 25 boletos, de $700 pesos cada uno.

El informe destaca que en 2016 el conjunto minero disputó 16 encuentros del torneo regular, dos duelos en cuartos de final, uno en semifinal y una final: esto quiere decir una exención de impuestos de $377,500 pesos: 285 mil por la liga, 75 mil por los cuartos y semifinal, y 17 mil por la final.

Otro de los pagos en especie se da a través de la publicidad: por medio de dos anuncios espectaculares de 6×1 metros cuadrados, fijos en el estadio, se descuentan $70,000 pesos a la quincena de impuestos; por medio de un spot de 30 segundos que se transmite por Fox Sports, y de publirreportajes, ambos transmitidos bimestralmente, se descuentan $100,000 y $150,000 respectivamente.

Los terrenos cedidos

Cinco meses antes de que el Pachuca obtuviera su tercer título, en diciembre de 2003, el entonces gobernador de Hidalgo, Miguel Ángel Núñez Soto, cedió a la sociedad Tuzo Inmobiliaria S.A de C.V, la fracción de un predio para la construcción de un hotel, un centro de convenciones y un estacionamiento. Predio que estaba dispuesto para la construcción del Museo de Arte Contemporáneo, el de Ciencia y cultura y un Jardín de Esculturas.

Esta donación, de acuerdo a la investigación, fue la primera de cuatro que quedaron asentadas en el registro histórico del Periódico Oficial del Estado de Hidalgo (POEH).

La segunda donación fue en 2004: un predio propiedad del estado para la creación de dos canchas; el terreno fue de 23,320 metros cuadrados. La tercera se dio el 20 de diciembre de ese año: fue un título de concesión a la misma compañía para el uso y aprovechamiento de diversas áreas del Estadio de Hidalgo, que es propiedad de la entidad federativa.

Ya en 2011, con Osorio Chong como gobernador, se concretó la cuarta donación: fueron 5,151 metros cuadrados de un predio conocido como Ex Hacienda Concepción, en San Agustín Tlaxiaca, que se donaron a la Promotora del Club Pachuca. Juntas las cuatro donaciones forman un total de 52.6 hectáreas.

El boquete económico

El agravio económico que esta mancuerna le ha causado al gobierno de Hidalgo no es fácilmente cuantificable: la franquicia, que era propiedad del estado, y que Murillo Karam vendió por unos $300,000 pesos, en 2015 estaba valuada en unos USD$66 millones.

Gracias a programas de subsidios, ventas a modo y cuentas pendientes, el gobierno de Hidalgo mantiene una deuda de unos $14,000 millones de pesos. Misma que podría ser pagada en más de su 50%, con el valor total de los equipos que fueron vendidos a Grupo Pachuca. Carlos Slim fue copropietario de éste hasta septiembre de 2017.