Sentencian a 10 meses de prisión a esposa de ex tesorero de Tabasco en EEUU

- Por

Silvia Beatriz Pérez, esposa de José Manuel Saiz Pineda, ex secretario de Finanzas durante la administración de Andrés Granier en Tabasco, fue sentenciada el pasado miércoles por una corte federal de Texas a 10 meses de prisión y dos años de libertad vigilada, tras encontrarse culpable del delito de fraude bancario.

Pérez, quien fue aprehendida en mayo pasado en su residencia ubicada en Sugar Land, un lujoso suburbio al suroeste de Houston; fue objeto de un juicio que duró 10 días bajo la acusación de lavado de dinero y fraude bancario.

La esposa del ex funcionario, quien actualmente se encuentra encarcelado en Tabasco, acusado de delitos como corrupción y malos manejos durante su administración pública, radicaba en Estados Unidos, país donde adquirió lujosas propiedades mediante transacciones en efectivo en Los Ángeles, Nueva York, Miami y Houston.

De acuerdo con las autoridades estadounidense, la lista que incluye siete propiedades, cuenta con un valor estimado en más de 50 millones de dólares, por lo que buscan confiscarlas.

Durante el juicio, la Fiscalía presentó evidencia en contra de Pérez que incluyó transacciones de lavado de dinero realizadas junto con su esposo que involucraban a compañías “fantasma” en México y Estados Unidos, cuyo valor oscila los 40 millones de dólares en “fondos lavados”.

Para sostener el cargo por lavado de dinero, la Fiscalía llamó como testigo a Luz del Alba Pardo Cruz, fiscal especializada en combate a la corrupción de Tabasco, quien integró las denuncias contra colaboradores de Granier Melo.

Sin embargo, pese a los esfuerzos de la Fiscalía, las acusaciones por lavado de dinero contra Silvia Beatriz Pérez no pudieron sostenerse, por lo que la juez federal en Corpus Christi, exoneró a Pérez del cargo.

Respecto a la acusación por fraude bancario, las autoridades concluyeron que Pérez realizó declaraciones y presentó documentos falsos al banco J.P. Morgan Chase Bank, en un intento por trasladar dos millones de dólares a una cuenta bancaria en Bermudas.

Vale destacar que en agosto pasado, el fiscal estadounidense Valenzuela Pernas aseguró que consideraría como víctima al gobierno de Tabasco para que un porcentaje de la confiscación de esos bienes adquiridos por Pérez con dinero de dicha entidad, fueran devuelto a las arcas del estado, como reparación del daño.

De acuerdo con las autoridades estadounidenses, cuando Silvia Pérez salga de prisión, estará en riesgo de ser deportada y si decide reingresar a los Estados Unidos debe reportarse de inmediato a los servicios de la Corte para ser supervisada.