Emilio Gamboa se menciona como beneficiario del desvío millonario en Chihuahua

- Por

Lo que parecía una trama de corrupción gravísima que no saldría del estado de Chihuahua está ahora afectando a las principales figuras del priísmo nacional. Se trata de todo el saqueo y desvío millonario que el exgobernador y prófugo César Duarte hizo en su estado.

Ahora, mientras la actual fiscalía chihuahuense continúa recabando información para sentenciar a Duarte al llegar al país, un nuevo nombre resalta. Se trata de un peso pesado del PRI, nada más y nada menos que su coordinador parlamentario en el senado mexicano: Emilio Gamboa. Que se menciona como beneficiado por estos actos en varios documentos.

Esta red de corrupción de Chihuahua fue la base para que operaran fraudes exactamente similares en estados como Quintana Roo, Nayarit, Oaxaca, Estado de México, Veracruz y los que aún falta por descubrirse en el resto del país. Todos ellos bajo gobiernos del PRI. Además, ya se había mencionado el nombre de otro priísta reconocido: Manlio Fabio Beltrones.

Que todo apunte al PRI nacional significa que estas pequeñas tramas de corrupción rebasan lo estatal y escala hasta el punto más alto del partido en el poder. Lo que hace de esta investigación un asunto nacional urgente que podría llevar a los líderes del PRI a la cárcel, si es que se aplica la ley de manera correcta.

La acusación es grave. A Duarte y su administración se les acusa de desfalcar al erario por 6,000 millones de pesos. Para funcionar se necesitaban “hombres de paja”, empresarios y contratistas menores, casi invisibles, que pudieran orquestar los desvíos millonarios que terminaron en posesión de cada exgobernador priísta perseguido o capturado, familiares cercano a ellos y también a ese duo priísta aparentemente intocable: Gamboa y Beltrones.

Para que el dinero robado llegara al PRI nacional, establecido en la capital del país, se requirieron de facilitadores que organizaban los encuentros entre empresarios y funcionarios públicos. A los primeros se les pedía emitir facturas para simular contratos gubernamentales, pero los recursos iban a parar directamente a los operadores electorales del PRI. Beltrones solicitó hace unas semanas un amparo para evitar ser interrogado o detenido por la justicia chihuahuense.

Esto podría terminar en una gran acusación de asociación delictuosa. Este podría llevar a los sentenciados a pasar de 15 a 20 años en prisión. Gracias a la presión del gobernador de Chihuahua, Javier Corral, se ha logrado emitir la orden de captura a César Duarte, prófugo y ubicado por varios testigos en Miami, Estados Unidos. La procuraduría de justicia mexicana asegura no saber en dónde está y continúa buscándolo a través de la Interpol.

Hasta el momento, según la reportera Idalia Gómez, de los 6,000 millones de pesos robados en Chihuahua algunos de estos pudieron haber sido usados para lavar dinero al narcotráfico, lo que agravaría las acusaciones en contra de los responsables. Esta enorme red involucró a más de 198 personas y 109 empresas para funcionar correctamente.

Hasta el momento, Emilio Gamboa no ha emitido declaraciones al respecto pero sí ha estado junto al candidato priísta a la presidencia, Antonio Meade, para presentar el plan anticorrupción con el que Kuribreña habrá de operar en caso de ganar la elección presidencial. En resumen, esta iniciativa pretende “aumentar las penas a funcionarios públicos deshonestos”.

Mira toda la investigación de Eje Central.