Estas leyendo: Cártel empresarial: operan en México y América Latina traficando con precios

Cártel empresarial: operan en México y América Latina traficando con precios

Solamente un cártel bien organizado podría ganar más de 7 millones de dólares en menos de dos meses. En este caso no se trata de un cártel del narcotráfico, es más bien un cártel que nos ha estado saqueando a todos de una manera coordinada y pública: se trata del cártel empresarial latinoamericano.

Todo esto se trata de un gran acuerdo entre empresas latinoamericanas que se basan en el ataque a la libre competencia en el mercado y en el fijar constante de precios elevados en diversos productos básicos para los consumidores, desde rollos de papel higiénico hasta pañales, medicinas y gasolinas.

Una reciente investigación de la plataforma periodística Connectas y la red de reporteros IDL demuestra cómo es que más de 600 empresas en todo el centro y sur del continente americano han sido sancionadas por ser parte de estos cárteles empresariales que han elevado precios para ganar millones, a costa del salario mínimo de los latinoamericanos.

Entre los países involucrados se encuentran México, Colombia, Chile, Brasil, entre otros.

“Aunque las autoridades han reforzado la lucha contra esas acciones, están lejos de erradicarlas mientras la sociedad civil comienza a reclamar indemnizaciones a las corporaciones que incurrieron en ilícitos”, comenta la investigación. Señalando que en menos de seis años, estas actividades ilegales han ido a la alza en el continente americano.

Y es que el gran problema es la legislación de cada país para combatir estas prácticas desleales con el consumidor. En el caso de países como Colombia y Brasil, existen cada vez más leyes que protegen a las personas para que no sean víctimas de estas prácticas ilegales. Pero no en toda América Latina ocurre lo mismo, por lo que hoy, mientras lees esto, miles de personas están siendo abusadas por las prácticas de empresas aliadas para elevar precios de productos básicos.

Estos carteles empresariales han estado abusando de su poder desde hace décadas, pero las más recientes investigaciones por parte de los gobiernos latinoamericanos han empezado a detener los abusos en 2012 y hasta la fecha. Es tan sencillo como esto: si bien un paquete de pañales podía costar 50 pesos, los empresarios acordaban en conjunto subir un 100% el precio del producto para ganar más y así no competir por mejores precios.

Se acusa a casi 600 empresas de “haber formado parte de conspiraciones con los que debían ser sus competidores para acordar precios, repartir mercados, asegurar licitaciones o bloquear la entrada de nuevos actores que les disputaran las ganancias aseguradas”. Son al menos 14 instituciones estatales las que han generado multas a los empresarios de hasta 2,600 millones de dólares. La mayoría de ellas en Brasil.

En el caso de México las investigaciones han sido mínimas y las multas en todos estos años apenas han alcanzado los 140 millones de dólares a cárteles empresariales. Según datos de Connecta, en México muchas de estas investigaciones han sido o están por ser apeladas, por lo que podría no llegar a castigarse a los responsables.

La variedad de productos que han tenido precios manipulados en este continente son en su mayoría básicos de las despensas. Entre azúcar, pollo, papel higiénico, frutas, pan, gasolina y medicamentos, hasta servicios como transportes, mudanzas, servicios de carga, aduanas, servicios de construcción, transportes marítimos y hasta boletos de avión.

Lo cierto es que la investigación preocupa, ya que se declara que prácticamente “en todos los renglones de la economía latinoamericana han surgido carteles empresariales”. Los periodistas involucrados en la investigación señalan que esto es apenas “la punta del iceberg” de manejos ilegales entre empresas de todo el continente y, seguramente, de todo el mundo.

Lee la investigación completa aquí

Discusión