Acoso en el metro: 7 de cada 10 mujeres tienen miedo de ser víctimas de alguna agresión

- Por

El Sistema de Transporte Colectivo Metro (STCM) cuenta actualmente con 12 líneas y 125 estaciones que sirven para trasladar a millones de mexicanos hacia su trabajo o escuela.

Sin embargo, los 225 kilómetros de longitud que el metro recorre diariamente, también se ha convertido en un medio de transporte inseguro para las mujeres, ya que, a diario son víctimas de acoso o de distintas formas de violencia por parte de los hombres.

De acuerdo con el informe “Diferencia de género en movilidad urbana. Las experiencias de viaje de mujeres en el Metro de la Ciudad de México” realizado por la investigadora de la UNAM y la UAM, Paula Soto Villagrán, se ha podido saber cuáles son los abusos que miles de mexicanas sufren todos los días.

Foto: CuartoOscuro

Según la Encuentra Nacional sobre Discriminación, 7 de cada 10 mujeres afirmaron tener miedo de ser víctima de alguna agresión sexual en el metro.  Así como la oficina de ONU Mujeres quienes han denunciado que las mexicanas llegan a sufrir agresiones verbales o físicas, que tienen que ver con tocamientos, gritos e insinuaciones sexuales.

Cosa contraria a los hombres, quienes, en la encuesta sobre Discriminación, del total de entrevistados, 8 de cada 10 dijo no tener ningún miedo de sufrir algún tipo de acoso.

Sin embargo, 9 de cada 10 mexicanas ha declaró que ha sido en por lo menos una ocasión estar expuesta a alguna agresión.

Datos expuestos en el informe de la investigadora de UNAM, detalla que el 71% se siente agredida con las miradas morbosas; así como el 46% dijo que ha sentido manoseos; mientras que el 44% ha sentido acercamientos de los genitales.

Otros actos como la intimidación, las percusiones de tipo sexual, tomar fotos sin previo consentimiento y hombres que se masturban frente a las mujeres son insinuaciones que menos ha vivido las mujeres pero que de igual manera afectan de manera psicológica y física su integridad.

En el informe “Diferencia de género en movilidad urbana. Las experiencias de viaje de mujeres en el Metro de la Ciudad de México”, una estudiante de 23 años de edad que fue entrevistada por Paula Soto Villagrán, declaró haber desarrollado desordenes generalizado de ansiedad para salir de su casa, y a al momento de que usa el transporte colectivo o bien el metro, dijo vivir bajo un fuerte estado de estrés.

Foto: CuartoOscuro

Por su parte, el gobierno capitalino ha puesto en marcha varios programas que pro de cambiar esta situación y brindar mayor seguridad a las mujeres, entre los que se encuentran la instalación de módulos de atención y denuncia.

También desde hace más de una década se ha puesto en marcha la separación de mujeres y hombres en los vagones del metro, así como también en el Metrobús y el Tren Ligero, cuestión que las mujeres han visto con buenos ojos, debido a que en el informe el 93% de las encuestadas dijo que dicha separación era “necesaria”.

Sin embargo, la investigadora ha sentenciado que, si bien las mayorías de las mujeres son agredidas dentro del vagón, dichas situación también se presentan en lo pasillos de trasbordos, así como en los andenes y accesos a la estación.

Del 2018 al 2014, las autoridades capitalinas recibieron más de 2 mil 213 denuncias por agresiones de hombres en contra de mujeres, por acoso, abuso sexual y violaciones.

En el informe “Diferencia de género en movilidad urbana. Las experiencias de viaje de mujeres en el Metro de la Ciudad de México” las jóvenes que fueron encuestadas propusieron la implementación de campañas de sensibilidad, así como la rehabilitación física de las plataformas, mayor número de agentes de seguridad y la ampliación de vagones “exclusivos” para mujeres.

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Victimización y Percepción sobre Seguridad Pública del INEGI ha dado a conocer que el lugar donde mayor acosamiento que sin víctimas las mexicanas en el transporte público, sin embargo, el 90% de las encuestadas ha dicho que prefiere no denunciar debido a la poca eficiencia y las autoridades, ya que, los casos que han llegado a las autoridades “simplemente no se investiga.”