Estas leyendo: Será procesada Cristina Kirchner, expresidenta de Argentina, por asociación ilícita y lavado de activos

Será procesada Cristina Kirchner, expresidenta de Argentina, por asociación ilícita y lavado de activos

La expresidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, será procesada como jefa de una organización ilícita y lavado de activos, confirmó el día de ayer la Cámara Federal de Buenos Aires. Debido a la investigación realizada sobre el caso Los Sauces, Kirchner fue hallada por la Cámara “prima facie y por semiplena prueba autora penalmente responsable de los delitos de tomar parte en una asociación ilícita en calidad de jefa, el cual concurre en forma real con el delito de lavado de activos de origen ilícito, agravado por su habitualidad, por formar parte de una asociación y por ser funcionario público y negociaciones incompatibles”. El miércoles la expresidenta acababa de jurar como senadora nacional y ocuparía su banca el 10 de diciembre.

Su hijo Máximo Kirchner y su hija Florencia Kirchner también serán procesados. Al igual que los empresarios Cristóbal López y Fabián de Souza quienes pagaban “los alquileres” a una sociedad integrada por Cristina. En el fallo, los jueces han dicho que: “En concreto, el proceder elegido por los encartados resultaba apto para donar el dinero a la dádiva de apariencia de legitimidad, que le permitió ingresar al patrimonio de la exmandataria como si fuera el producto de una operación lícita”.

¿Qué es el caso Los Sauces?

Los Sauces es el nombre de la inmobiliaria de la expresidenta, y por la cual está acusada por enriquecimiento ilícito y falsificación de documentos.

La investigación comenzó con la denuncia de la diputada Margarita Stolbizer y estuvo en manos del juez Claudio Bonadio. La empresa fue creada en 2006 y las investigaciones sugieren que nunca tuvo fines comerciales sino el cobro de retornos, ya que no tenía ningún empleado salvo el jardinero de la casa de Kirchner.

Los principales inquilinos fueron los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez, quienes también fueron procesados.

Desde enero de este año, según El Clarín, un informe realizado por peritos de la Corte Suprema afirma que se encontraron decenas de irregularidades. Por ejemplo, falta de documentación, saldos negativos sin razón y el hecho de que sacaban más dinero de la compañía del que ingresaban.

Se consideró que la documentación para ingresos de millones de pesos era insuficiente. También resultaba extraño que algunos meses se reportaban saldos negativos aún cuando había ingresos millonarios. Según la información de El Clarín, los Kirchner retiraron sumas millonarias de la empresa a “crédito personal” e incluso le prestaban dinero a Hotesur, otra empresa de su familia.

El informe concluyó que la empresa aumentaba cada año 2 millones de pesos su patrimonio y del 2009 al 2015 el neto era de 15 millones, lo cual resulta sospechoso debido a la falta de documentos para demostrar los ingresos de dicha compañía.

La empresa está acusada de falsificar contratos de alquiler para encubrir reintegros hechos por contratistas y el fallo de los jurados indica que la empresa fue solo “el armado de una organización criminal con la finalidad de realizar conductas de lavado de activos” y que el dinero provenía de maniobras defraudatorias que ingresaba a la expresidenta a través de esta empresa.

FALLO DE LA CÁMARA

En el expediente dado a conocer el día de ayer, había un total de 18 personas procesadas entre ellos el contador de los Kirchner, Víctor Manzanares quien estará en prisión preventiva. También se incluyó el nombre de los principales “inquilinos” de Los Sauces, los empresarios Cristóbal López y Lázaro Báez y sus tres hijos Luciana, Leandro y Martín.

Según la información del periódico La Nación, los jueces Leopoldo Bruglia y Jorge Ballestero dieron el fallo porque detrás de Los Sauces, la intención de la expresidenta fue “acaparar una ración del dinero que desde la cúpula del dominio estatal Cristina Fernández envió transitando por entes intermediarios a su propio negocio”. Se ha comprobado que se realizaron diversas maniobras ilícitas para ingresar dinero a su patrimonio haciéndolo pasar por transacciones legítimas.

Hasta el momento el embargo a la familia ha sido de 110 millones de pesos a Cristina y la misma cantidad a su hija mientras que a Máximo se le han embargado 130 millones de pesos.

A finales del año pasado la expresidenta ya había sido procesada por asociación ilícita y defraudación del estado por desviar fondos de la obra pública en favor del Grupo Astral.

https://twitter.com/rodriguezale66/status/936562905117548544

La senadora electa también está involucrada en otros dos casos que están siendo investigados: Hotesur y el direccionamiento de obra pública en Santa Cruz, los cuales actualmente los lleva el juez Julián Ercolini quien quedó encargado de embargar a varias personas jurídicas relacionadas con la familia como Los Sauces S.A, Valle Mitre S.A., Austral Construcciones, entre otras. El embargo de las propiedades podrían tener un fin social, indicó el diario El Clarín.

Discusión