El PRI está creando un ejército de bots para apoyar a su candidato a la presidencia

- Por

La estrategia digital del Partido Revolucionario Institucional (PRI), para apoyar a sus militantes, está reactivándose a raíz de la precandidatura de José Antonio Meade a la presidencia.

En la madrugada de hoy, el usuario @LiteraturayMas_, reportó que la cuenta @MovimientoMEADE en Twitter, tenía un 94% de seguidores falsos. Tras veinte horas y varios retwitts, la cuenta fue misteriosamente eliminada.

El usuario de la red social utilizó una aplicación en línea: Twitter Audit, que permite verificar la autenticidad de los usuarios: el breve examen a la extinta cuenta de apoyo al precandidato, dejó saber que 702,829 de los 747,000 seguidores eran falsos, eran Meade Bots. La cuenta se dedicaba a hacer poselitismo a través de la etiqueta #YoConMeade.

Esta estrategia no es nueva para el partido que lo respalda: de acuerdo a un estudio realizado por los periodistas Daniel Pensamiento y Abel Jonathan Espinosa, sabemos que, en septiembre de 2016, existían un millón 216 mil 093 cuentas falsas en Twitter, dedicadas a apoyar al presidente Enrique Peña Nieto.

Durante los casi seis años que lleva su administración, estas cuentas han sido conocidas como Peña Bots: cuentas falsas, automatizadas, que tienen la tarea específica de emitir juicios de valor sobre las actividades del político; borrar otros comentarios agresivos, o de desaprobación, y articular discursos falaces en favor del partido; esto con la intención de interferir sobre la opinión pública, y en la percepción generalizada que se tiene del presidente y de aquellos quienes lo rodean.

De acuerdo al estudio, estos falsos usuarios pueden ser cuentas automatizadas, o personas reales que rentan sus comentarios o prestan sus servicios a la presencia de la república, en cualquier caso, la creación de Peña Bots, de Meade Bots, tienen un costo en el erario.

El mismo estudio revela la contracara de la situación: para septiembre de 2016, cuando Peña Nieto presentó su Cuarto Informe de Gobierno, las críticas, sátiras y burlas al mandatario eran de 82 millones, con un promedio de 16,000 publicaciones diarias.

Cuando Donald Trump visitó nuestro país, la reprobación en redes se expresaba a través de 14 millones 542 mil 500 críticas al presidente, contra las 2 millones de publicaciones que lo apoyaban. De acuerdo a lo reportado por Proceso, el gobierno mexicano se suma a una lista de al menos 29 países que utilizan el “acarreo digital” como herramienta para influir sobre la opinión pública.

Respecto a la eficacia de los “soldados cibernéticos”, y el costo que implican, no hay cifras claras; no obstante, el sitio Sin Embargo, reportó que los bots priistas cuentan con un departamento entero de trabajo, y publican entre 120 y 180 comentarios al día.

De acuerdo a su reportaje, la jefa de este departamento es Alejandra Lagunes, ex directora comercial de Televisa Interactive Media, y de forma oficial, la Coordinadora Nacional de Estrategia Digital de la Presidencia; su grupo, además de inundar las redes con percepciones y argumentos falaces en favor del PRI y sus gobernadores, se dedica a atacar periodistas o críticos independientes que cuestionan sus decisiones y actividades.

En tiempos electorales, y con la reciente precandidatura de José Antonio Meade a la presidencia, la estrategia parece repetirse: utilizando el mismo método, podemos constatar que la cuenta oficial de Meade en Twitter, @JoseAMeadeK, tiene 216,353 seguidores falsos: el 25% del total.

En semanas por venir, habremos de presenciar, quizá, una inundación de nuevos bots que apoyarán, ciegamente, al precandidato que ha dicho que combatirá de manera frontal a la corrupción.