Niños de Afganistán: buscaban huir de la violencia, pero murieron combatiendo en Siria

Con fotografías de lápidas en cementerios, con testimonios de padres de familia, y con reportes de varios medios de comunicación, se ha podido demostrar que Los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica llevan desde hace años reclutando niños para combatir en Siria.

Cuestión que de acuerdo con la Carta de los Derechos Humanos, decretado por la Organización de la Naciones Unidas, el reclutamiento y la participación activa en hostilidades de niños menores de 15 años, constituye un crimen de guerra.

Aunado a esto, desde hace más de una década, existen miles de familias afganas que buscan llegar a Irán, con el objetivo de escapar de la violencia que azota a su país. Sin embargo, al llegar, muchos niños son reclutados por el ejército para combatir en contra del “Estado Islámico”.

De acuerdo con medios iraníes como Kayhan, investigadores que tuvieron acceso a fotografías, pudieron ver que en la inscripción de lapidas en distintos cementerios de país, se tratan de personas mayores de 18 años, sin embargo, familiares de los combatientes han declarado y denunciado que en realidad se habla de menores de edad que murieron en combate.

Lápida de Alireza Rahimi, Cementerio Behesht-e-Zahra, Teherán, Irán. © 2017 Private

Por su parte, la organización Human Rights Watch, que también han estudiado el caso, ha dicho que niños de 14 años de edad han sido reclutados a las filas de Los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, para combatir en la división “Fatemiyoun” la cual está integrada por soldados de origen afganos, y que además son financiados por el gobierno de Irán, para combatir en el conflicto armado de Siria.

HRW manifestó que tanto el ejército el gobierno se han aprovechado de la situación en la que actualmente se encuentran los más de 2.5 millones de afganos que han sido desplazados a Irán, pues existen familias que lo han perdido todo, incluso los documentos personales, situación que es aprovechada por el ejército para falsificar las actas.

Cuestión que anteriormente ya había sido señalado por la organización, pues en varias ocasiones denunciaron que el gobierno se encargó de condicionar la regularización de la situación legal de las familias, siempre y cuando se ofrecieran como voluntarios para combatir en la guerra.

De acuerdo con el portal Tasnim News, actualmente en la división “Fatemiyoun” se encuentran en combate más de 14 mil soldados afganos, de los cuales no se sabe cuántos pudieran ser menores de 18 años y 15 años, agregando que muchos de ellos viven en una situación de ilegalidad migratoria.

Human Rights Watch pudo identificar en primera instancia, a 8 niños que pelearon y murieron en Siria,  cinco de los cuales están sepultados en la capital de Irán, uno de ellos menor de 14 años.

En la mayoría de los medios y organizaciones de la sociedad civil que han seguido de cerca el reclutamiento de los menores de edad,  han dicho que el ejército de Irán ha utilizado la frase “Defensor del santuario” como eufemismo que se utiliza para referirse a los soldados que enviaron a combatir en Siria.

Puesto que cuando las autoridades dan aviso a las familias sobre la muerte de su hijo, les hacen llegar información relacionada con los funerales y las exequias que tendrán, junto con el dato de a qué división pertenecieron y que a partir de ahora serán considerados como “Mártires”.

Ante esto, el gobierno encabezado por Hasán Rouhaní, ha argumentado que mucho de sus combatientes al momento de morir ya habían cumplido más 18 años, sin embargo, los padres de familia han dicho que las declaraciones de las autoridades son apócrifas, puesto que cuando se fueron a la guerra, tenía menos de 15 y 16 años, y muchos aun hoy en día no alcanzarían a cumplir la mayoría de edad.

Por su parte, ex combatientes afganos que también pelearon en Siria, y entrevistados por Human Rights Watch, dijeron haber visto a niños soldados de 14,15 y 16 años de edad, ser entrenados por soldados, para después ser enviados a las trincheras.

Cuestión que varias organizaciones han calificado como algo “hipócrita” después de que en el 2015, el gobierno de Irán decretara que todos los niños provenientes de Afganistán, tenían el derecho de estudiar en las escuelas del país, aun siendo indocumentados, situación que en vez de ser cumplida, es cambiada por un campo de batalla.

Casos confirmados de niños soldados:

Alireza Rahimo 16 años

Mohammad Hossein 14 años

Mehdi Ahmadi 16 años

Ramezan Miezaee 17 años

Seyed Ali Asghar 17 años

Noor Mohammad 15 años

Khodadad Najafi 16 años

Edris Bayati 17 años

Habid Heidari 17 años

Mohammad Kalantari 16 años

Mohammad Rasoul

Ahmad Torabi 16 años

Hassan Rahimi 16 años

Mohammad Zaman 17 años

Discusión