Conoce a Mikel Arriola, el priísta que quiere gobernar la CDMX

Prácticamente tuvo que anunciarse solo. El político Mikel Arriola, un hombre pálido y poco trascendente dentro del priísmo nacional, ha afirmado que quiere ser el sucesor de Mancera en los próximos años. Se dijo “muy ilusionado” por competir en el 2018.

El puesto de jefe de gobierno es uno de los pocos cargos en el país en donde el PRI siempre ha permanecido como no favorito. Con tendencia a elegir candidatos perredistas o con propuestas de izquierda en los últimos años, los capitalinos tendrán en este hombre de frente ancha y voz nerviosa una opción oficialista que busque amparar al partido más antiguo de México en un cargo fuerte a nivel nacional.

Mikel Arriola se ha destacado en áreas de salud. Estuvo al frente de la famosa Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) durante cinco años y después dio un gran salto hasta dirigir el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), en donde labora actualmente.

Su pasado político siempre ha estado ligado a cargos de alto nivel. Favorito de Calderón y de Peña Nieto a su llegada al poder, Mikel ha sido llamado “el príncipe de las industrias”, por su tendencia a favorecer a las compañías refresqueras antes que a la salud de los mexicanos.

El amigo de los corporativos

Pero no es ningún hombre incapaz. Arriola tiene dos maestrías que lo avalan como un conocer del derecho mercantil y las políticas públicos. Estudio, como muchos priístas, en el extranjero. Cursó una de las maestrías en la London School of Economics and Political Science de Londres, Inglaterra; obtuvo una maestría más en derecho en la Universidad de Chicago, en Estados Unidos.

Desde esos momentos se le liga con varios favoritismos a corporaciones. Sobre todo en su larga labor dirigiendo la Cofepris. Mikel, por su parte, siempre ha asegurado que trabajó durante años protegiendo la salud de los mexicanos. En su pasado hay cargos en la secretaría de Hacienda y en el banco rural mexicano. El hombre que aspira a gobernar la Ciudad de México ha recorrido varios puestos menos hasta que lideró el IMSS en 2016.

Con 46 años recien cumplidos y una afición por el deporte jai ala (en el cual tiene un campeonato juvenil y asegura ser el gran hobbie de su vida), Mikel Arriola ha permanecido como director del Seguro Social desde el 2016 y, de lanzarse como precandidato, dejaría el puesto en pocas semanas. Afirma ser un buen allegado y amigo de Antonio Meade, actual candidato presidencial del PRI. 

Durante su labor en el IMSS, Mikel ha impulsado la creación de citas por internet y también la facilitación del trámite de pago por incapacidad para derechohabientes en línea. Ahora, como interesado en gobernar la ciudad más poblada del mundo, Arriola deberá competir con candidatos bien posicionados como Claudia Sheinbaum, abanderada de Morena; Ricardo Monreal, también morenista que busca hacerse con la jefatura de manera insistente, y sus propios rivales dentro del PRI, entre los que destacan Aurelio Nuño y José Narro.

“Estaré en donde sea de mayor utilidad, hay grandes áreas de oportunidad en la Ciudad de México, la capital probablemente sea mi futuro”, dijo Arriola entusiasmado a los medios, por lo que el partido del actual gobierno mexicano tendrá que evaluar cómo es que eligirá a su candidato por la jefatura de gobierno de la gran ciudad y si es que el actual director del IMSS parece una buena idea para el cargo.

 

Discusión