A partir de hoy, cada gasolinera podrá imponer su propio precio

- Por


La medida ya se había anunciado entre aplausos y entusiasmos para la industria gasolinera en México. Lo realmente nuevo es que la última fase de la liberación de precios de este combustible se recorrió del último día de este año, al 30 de noviembre, es decir, el día de hoy.

La liberación daría por finalizada la cuarta y última fase, que fue activada por zonas, para completamente permitir que el precio de la gasolina varía a nivel nacional. Básicamente se acaba de permitir que unas gasolineras fijen un precio y otras puedan modificarlo para atraer más clientes. La consigna del gobierno mexicano es clara: ya no habrá precio máximo para la gasolina en México.

Estos cambios permitirán también la competencia en empresas gasolineras que ya están funcionando en varios estados del país. Sobre todo en el centro de México, en donde empresas como Shell ya abrieron algunas estaciones de servicio. Además de esta empresa holandesa, en el estado de Querétaro ya se inauguraron gasolineras que le competirán a Pemex, la británica BP ya cuenta con al menos 60 estaciones en nuestro país.

Fuente: Twitter


Las etapas de liberación del precio de la gasolina fueron aprobadas por etapas. En su primera fase, los estados de Baja California Sur y Sonora fueron asignados para ver cómo funcionaba esta nueva permisividad. Luego, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas y Durango, para el mes de junio.

La tercera etapa fue aprobada el último día de octubre en Baja California Sur, Sinaloa y la última parte de Durango. Esta cuarta y última etapa pretende abordar a todos los territorios mexicanos que faltaban. Por lo que Aguascalientes, Colima, Chiapas, Guanajuato, Guerrero, Hidalgo, Jalisco, México, Michoacán, Morelos, Nayarit, Oaxaca, Puebla, Querétaro, San Luis Potosí, Tabasco, Tlaxcala, Veracruz, Zacatecas y la Ciudad de México, además de los estados del sur como Campeche, Quintana Roo y Yucatán completarán este cambio histórico y nacional.

La gasolina en México, al igual que el gas LP, puede verse afectada por este cambio. Lo que en un principio sonaba como una ventaja para los consumidores mexicanos, es ahora un dolor de cabeza en cuestión del gas estacionario. Los precios de este hidrocarburo se han elevado hasta un 30% en tan solo un año, gracias a que el gobierno decidió, de igual forma, liberar los precios.

Lo que puede ser una medida apta para generar una sana competencia, puede también ser un calvario para los mexicanos. Si bien hay más opciones que no están reguladas por Petróleos Mexicanos (Pemex), lo cierto es que las empresas privadas pueden subir los precios en conjunto al punto de agravar la microeconomía del país.

En cuanto a la gasolina en México, su precio se ha disparado desde la llegada de Enrique Peña Nieto a la presidencia. Del 2012 a este año, el litro de gasolina se ha incrementado de 12 pesos a 16, y mensualmente la cifra continúa en aumento. La llegada de competencia extranjera, anunciada como un logro por parte de Pemex, no ha modificado radicalmente la preferencia de los consumidores nacionales.

Para 2018 y los años que vengan, los mexicanos tendrán que acostumbrarse a cargar gasolina para sus vehículos en estaciones que no sean de Pemex. Si bien el servicio de éstas continuará, veremos por primera vez cómo es que la competencia se impone poco a poco y nos invite a comprar gasolina extranjera en México. Y a precios liberados, por lo que podría costar mucho más a partir de los próximos meses.


Etiquetas: