Estudiantes de Monterrey denuncian acoso en las universidades

Alumnas del Tec de Monterrey y de la Universidad de Monterrey denunciaron el acoso sexual que se vive en las distintas escuelas de estos planteles por parte de los profesores a través de la página #AcosoenlaU.

Las estudiantes de estas dos escuelas comenzaron a postear denuncias sobre el acoso y el hostigamiento que viven todos los días en las universidades: desde invitaciones a cenar, salidas, miradas lascivas y hasta relaciones sostenidas entre maestros y menores de edad.

El blog comenzó a funcionar el 9 de noviembre pasado y se define como una plataforma feminista para proteger a las mujeres de la violencia institucionalizada, así como del poder que ejercen los maestros sobre las alumnas.

“Este es un espacio para que entre nosotras y la sociedad podamos saber quiénes son, y darles a las víctimas la voz que merecen”, dice el texto de presentación de esta página.

Las creadoras forman parte de los colectivos Feministas Nuevo León, Colectiva Luciérnagas, Voces de Mujeres en Acción A.C., Abrazo y A.C. y Colectivo Mujeres de Botas les garantizan a las denunciantes el anonimato para que puedan escribir sus denuncias sin necesidad de dar su nombre.

Las estudiantes denunciar a dos profesores en específico de la preparatoria y la carrera de letras en el Tec de Monterrey.

“El profesor me invitó a su programa de radio a platicar sobre un libro que vimos en clase, yo accedí y todo normal. Después, me mandó un correo pidiendo que nos viéramos “al final de la clase”. Cuando fui a verlo, me dijo que quería llevar la plática que tuvimos en la radio “fuera del Tec”. Me pidió mi teléfono y yo se lo di”, dice una de las denuncias publicados en el blog.

“Una amiga mía tomó una clase con él y tenía un crush muy evidente. Yo notaba que ella se sentía muy importante cuando él la halagaba o cuando le hacía comentarios inapropiados, y que cuando le decía que era tonta ella se desanimaba mucho. Sólo supe que tuvieron relaciones sexuales y que después de eso ella cambió profundamente. Se veía nerviosa, triste, humillada, y nunca quiso hablar de ello”, relata otra de las denuncias.

En la mayoría de las denuncias, las mujeres aseguran que no supieron a quién acudir o cómo ayudar a sus amigas —como es el caso del testimonio anterior—, incluso hay casos que se están dando a conocer más de dos décadas después, porque en ese momento las víctimas no denunciaron

“Ocurrió después de que me gradué de preparatoria. Estaba yo enamorada desde hacía tiempo, los cuatro semestres de preparatoria, un enamoramiento adolescente que debió ser sólo eso, porque yo tenía 17 años en septiembre. Tenías novia y cuando nos besamos (porque, claro, yo respondí, cómo no responder cuando mi sueño de adolescente se hacía realidad) no me importó (…) Mi historia es ahora corroborada, casi 25 años después, por otros testimonios, unos peores que otros, pero igualmente detestables”, recuerda otra de las denunciantes en un post sobre la relación que vivió en su adolescencia.

Ante las denuncias y la difusión de estas en el blog y en redes sociales, el Tec de Monterrey campus Monterrey emitió un comunicado el 10 de diciembre, en el que informó que ya se inició una investigación conforme al Protocolo de Actuación y Atención de Violencia de Género de la Escuela de Humanidades y Educación, basado en el programa HeForShe creado por la ONU.

“Como una de las medidas precautorias adoptadas, se ha limitado el contacto institucional de la persona presuntamente responsable con los estudiantes, así como sus actividades en nuestras instalaciones”, añadió la institución en el documento.

En un segundo comunicado publicado en la cuenta de Twitter del Tecnológico de Monterrey, el presidente Salvador Alva, aseguró que no habrá tolerancia a estos hechos de acoso que violentan a las estudiantes y puso a disposición de las víctimas el correo [email protected], para que las alumnas denuncien cualquier hecho ante las autoridades.

 

La Universidad de Monterrey también informó que ya está investigando las denuncias de acoso que se publicaron en el blog y que, relata la víctima, no han sido atendido por ninguna autoridad a pesar de que las secretarías, las estudiantes y las autoridades educativas saben que uno de los profesores acosa a las chicas que realizan el servicio social en la oficina de ese docente.

 

Discusión