Utilizan la fuerza letal para detener disturbio en penal de Cadereyta

El penal de Cadereyta vivió el día de hoy uno de sus peores disturbios: un martes rojo. Desde la madrugada del lunes y la mañana del martes se escucharon disparos, gritos, se vieron columnas de fuego y a una fuerte presencia de las autoridades, tanto de Seguridad Pública, como de la Policía Ministerial y el Ejército, custodiando la zona.

El saldo hasta ahora, confirmado por el vocero de Seguridad del estado de Nuevo León, Aldo Fasci, es de trece muertos, uno de ellos calcinado… aunque la cifra podría aumentar ya que se tienen en cuenta ocho personas gravemente heridas, y muchísimos otros con lesiones menores.

“Debo explicar a la comunidad que los internos en Cadereyta están separados, con el fin de evitar conatos de violencia. Todos los reos de cierto grupo delictivo están separados, en este penal y en todos, toda vez que en la calle eran enemigos: existen seis diferentes al interior de este penal. La protesta inició cuando uno de estos grupos delictivos inició una protesta contra otro grupo, que no es aceptado por ninguno de los seis”, dijo en conferencia de prensa el funcionario.

El Director del Centro de Información para la Seguridad del Estado, Aldo Fasci Zuazua nos brinda actualización sobre los disturbios en el penal de Cadereyta.

Publié par Gobierno del Estado de Nuevo León sur mardi 10 octobre 2017

Detalló que la protesta fue iniciada por cuarenta internos, y logró controlarse durante las primeras horas de la mañana. Más tarde, se reanudó el conflicto y una persona resultó asesinada y después calcinada. A partir de ahí las cosas escalaron.

Se dio un plazo hasta las dos de la tarde para que las cosas se calmaran, y pudiéramos a través del diálogo solucionar las cosas, pero no se logró. Tuvieron que entrar en primera instancia miembros de la Fuerza Civil con armas no letales para controlar la situación. No fue suficiente su participación y el conflicto escaló hasta la participación de 250 internos. Uno de los miembros de la Fuerza Civil resultó gravemente herido, perforado de un pulmón”, dijo Fasci.

Después, alrededor de las cuatro de la tarde, según sus palabras, internos que intentaban huir se refugiaron en otras áreas del penal y fueron recibidos por los contrarios. “Estando así las cosas se determinó, por las fuerzas del orden, de hacer uso de la fuerza letal, para impedir que asesinaran a los custodios y a otros internos”.

Según el diario El Universal, esta información se da a conocer apenas unas horas después de que el Secretario General del Gobierno, Manuel González Flores, señaló en rueda de prensa que el saldo había sido “casi blanco”, al tenerse confirmada la muerte de una persona.

Fasci Zuazua subrayó que se iniciarán las investigaciones que correspondan para determinar quiénes murieron a manos de otros internos y quiénes murieron a manos de las autoridades.

En las afueras del penal, familiares y amigos de los internos, que custodiaban el lugar en espera de información, también agredieron a las autoridades en reclamo de la falta de información y el lento avance de las negociaciones. Algunos impidieron el avance de los vehículos de seguridad. No obstante, Fasci Zuaza detalló que los agresores no eran familiares sino “reventadores”.

Hasta las ocho de la noche de hoy, dos unidades de la Cruz Roja y de la Cruz Verde continuaban sus movilizaciones para el traslado de heridos, sin que se sepa si los trasladados eran más internos, o miembros de las fuerzas de seguridad.

Esta masacre en el penal de Cadereyta se suma a las otras que se han registrado en los otros penales de la entidad, en tan solo dos años: las de Topo Chico y Apodaca. Sumados los saldos de todas suman 71 personas fallecidas y más de 100 heridas. La peor masacre carcelaria en el país fue precisamente la de Topo Chico, acaecida en febrero de 2016, y donde murieron 49 personas, y 34 resultaron heridas.

Según palabras del secretario de Gobierno, Manuel González Flores, que reporta El Universal, el gobernador del estado, Jaime Rodríguez Calderón, El Bronco, durante la matanza se encontraba ocupado en una cita con la Secretaría de Gobernación acerca del bono que los maestros de la entidad recibirán como prestación anual en noviembre.

Discusión