Nace el grupo ‘Los Rebeldes del PAN’, exigen la renuncia de Anaya

Como ya lo habíamos anunciado, la crisis interna del PAN se hace cada vez más evidente. Ahora, después de la renuncia de Margarita Zavala y Luisa María Calderón, surge un grupo de políticos conservadores que se hacen llamar “Los rebeldes del PAN”. Aseguran luchar desde adentro del partido de derecha para derrocar a Ricardo Anaya, su líder.

Parece que estas semanas serán de total confrontación dentro del partido que gobernó al país durante doce años. Si bien el conflicto público entre Zavala y Anaya escaló hasta la prensa nacional, la crisis interna apenas empieza a escribirse. Junto con la postura de la ex primera dama, varios de los panistas ligados a la corriente política conocida como el calderonismo se han unido para manchar aún más la imagen del líder de Acción Nacional.

Ahora se han puesto nombre. Los Rebeldes del PAN han creado incluso su cuenta de Twitter oficial en donde básicamente despotrican en contra de Anaya y sus políticas dentro del partido conservador. Entre los principales voceros de este movimiento “rebelde” se encuentran panistas como Javier Lozano, conocido por su apoyo al posible candidato presidencial priísta Enrique Meade. Este político ha sido certero en su labor por desprestigiar al líder panista. “Traicionó a Madero (presidente nacional del PAN hasta 2015) y puso a Marko Cortés. Anaya no quiere gente capaz, con liderazgo en las cámaras, sino mandaderos”, declaró.

Para profundizar en su rechazo a Ricardo Anaya, el grupo de “rebeldes” conservadores ha publicado un videojuego para computadora llamado El cochinito de Anaya. En este se juega como el presidente nacional panista. Montando una alcancía de cerdito color azul, el dirigente trata de robar recursos destinados a los damnificados por los dos sismos que sacudieron al país el mes pasado. La burla no ha tenido respuesta por parte de Anaya.

Lozano señala que Anaya “es el Roberto Madrazo de Acción Nacional por su autoritarismo, por ver la política de forma unipersonal y porque se aprovecha y abusa del partido por su obsesión de ser candidato a la presidencia”. Hasta el momento, el Frente Ciudadano, del cual el PAN forma parte, aún no ha decidido a su candidato presidencia. Sin embargo, el propio Anaya suena como fuerte favorito.

A esta corriente en contra del líder panista se le conoce como los calderonistas. Son varios políticos de derecha que siguen con las prácticas neoliberales, ultraconservadoras y reaccionarias de Felipe Calderón, presidente de México del 2006 al 2012, y creador de la violenta guerra contra el narco. Acusan a Anaya de destruir al panismo nacional al negar que nuevos ciudadanos se unan como militantes y a elegir a sus allegados en puestos importantes dentro de la administración del PAN. Además de criticarlo por buscar colocarse como candidato presidencial sin pasar por una consulta interna en el partido.

Los rebeldes del PAN son, hasta el momento, los políticos panistas Ernesto Cordero Arroyo, Roberto Gil Zuarth, Salvador Vega, Jorge Luis Lavalle y Javier Lozano Alarcón. Muchos de ellos críticos pero sin ánimos de abandonar al partido como lo hicieron la esposa de Felipe Calderón y su hermana. Se espera que en los próximos días el propio ex presidente renuncie, lo que terminaría por golpear la imagen de Anaya dentro del PAN.

“Somos un grupo de panistas cansados del despotismo de Ricardo Anaya. Pugnamos por un PAN de verdad y libertad”, señalan en sus redes sociales. Derivado de su nombre, los usuarios de Twitter se burlaron de esta nueva agrupación resaltando lo absurdo de unir las palabras “rebeldes” y “PAN”, ya que se trata de un grupo de conservadores ultracatólicos.

Discusión