Cae el “Matanovias” en Guatemala: pedirán extradición

- Por

Jorge Humberto Martínez Cortés, el asesino en serie apodado “el Matanovias”, fue capturado por la Interpol el día de hoy en la ciudad de Livinston, Guatemala. Sobre su cabeza pesaba una ficha roja de la Policía Internacional, para su búsqueda y captura en 192 países.

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la capital ha informado que solicitará su traslado inmediato a territorio nacional para su juicio por el crimen que se le imputa: el asesinato de Campira Camorlinga Alanís, ocurrido el 31 de diciembre de 2016.

La PGJ, a través de su comunicado, informó que la Interpol se coordinará de forma inmediata con la Policía Federal Ministerial, la Dirección General de Asuntos Policiales Internacionales, para lograr la correcta y controlada deportación del imputado; y que, una vez asegurado, será puesto a disposición de un juez para que, a través de una audiencia inicial, se proceda penalmente en contra suya.

El caso de Jorge Humberto salió a la luz en los primeros meses de este año, cuando se encontró muerta a Campira Camorlinga Alanís en el departamento que compartía con el feminicida, en la colonia Santo Domingo, de Coyoacán; Jorge Humberto era, en ese entonces, su pareja sentimental.

El peritaje inicial de la escena del crimen indicaba que la muerte de Carmolinga había sido un posible suicidio, ya que las llaves de gas en el departamento se encontraban abiertas; sin embargo, el cuerpo de la mujer presentaba signos de violencia, su rostro y brazos tenían lesiones, además, su cabeza se encontraba rapada, lo que llamó la atención de los peritos, y de los familiares de la víctima.

Tras meses de trabajo, se descartó el suicidio y se asentó en el expediente que la mujer había sido asesinada, y había muerto por estrangulamiento. En las cámaras de seguridad de una casa vecina, por otro lado, se captó el momento en que Jorge Humberto salió del departamento, con una mochila al hombro: había sido el último en verla con vida. El cabello de Carmolinga se lo habría llevado su agresor como un trofeo.

Sólo semanas después de que se conociera la historia de Carmolinga y Jorge Humberto, comenzaron a llegar a las mesas de los diarios, cartas y testimonios de otras mujeres que habían sufrido violencia a manos de Jorge Humberto, el caso más grave: el de Yang Kyung Jun Borrego, quien murió en circunstancias muy similares a las de Carmolinga, sólo que, en el caso de Yang, el suicidio fue confirmado, el 21 de septiembre de 2014.

El cuerpo de la joven fue encontrado, por el propio Jorge Humberto, en el departamento que compartían en la colonia Doctores, colgando de una bufanda. La joven también estaba rapada, sólo que, confirmaron las investigaciones, la propia Yang se lo había cortado a petición de su pareja.

Cuando la familia de Yang, años después, se encontró con la noticia de la muerte de Carmolinga y se percató de que en la foto que acompañaba la noticia aparecía el rostro de Jorge Humberto, contactaron a un abogado, a un forense y comenzaron a estudiar los casos y a compartir información.

El testimonio que finalmente le puso el dedo al agresor, fue un anónimo: el de una ex novia que pudo sobrevivir a un intento de asesinato. Durante una pelea, Jorge Humberto la habría lanzado escaleras abajo, pateándola y empujándola; una vez abajo, Jorge Humberto la habría intentado estrangular, pero la joven se defendió y pudo sobrevivir.

A partir de entonces, las indagatorias de la policía capitalina iniciaron, y después de que el joven desapareciera del radar, emitieron una ficha roja con la Interpol. Su captura fue finalmente dada a conocer esta tarde, de manera extraoficial, por los medios guatemaltecos.


Etiquetas: