Para Arely Gómez, la corrupción es un «problema de percepción en las redes sociales»

- Por

Fue la procuradora que estuvo en funciones cuando se dio a conocer la desaparición de estudiantes en Ayotzinapa. Como no pudo resolver este caso ni otros importantes como  Tlatlaya, Ecuandureo y Nochixtlán, el presidente la colocó en la Secretaría de la Función Pública

Arely Gómez es un personaje cercano al presidente Enrique Peña Nieto, siempre al frente de algún cargo importante durante todo su mandato. Ahora, la priísta ha señalado que los recientes escándalos de corrupción que tienen sumida a la presidencia del país son un asunto de “percepción”.

Para la actual secretaria de la Función Pública, la corrupción no es un tema de este sexenio. “La corrupción viene de décadas atrás y ahora se hace más notoria la percepción por motivo de todas las redes sociales, y que sí nos ayudan mucho y pueden ser un detonante importante, también en ocasiones, desvirtúan un poco la realidad”.

Asegura que las redes sociales son las culpables de que todo en el actual gobierno se vea involucrado con la corrupción. Gómez tiene en su momento la investigación del caso Odebrecht, en la que se está implicado al exdirector de Pemex, el también priísta Emilio Lozoya, acusado por el presunto desvío de recursos ilegales que habría obtenido por parte de la empresa brasileña.

Derivado de esta investigación, fue despedido el fiscal electoral Santiago Nieto, después de mostrar ante los medios la petición de Lozoya para detener la investigación en su contra y solicitar una disculpa pública. Ahora, Arely Gómez, quien también forma parte de la investigación, ha señalado que en su cargo no puede “fincar responsabilidades penales por soborno, cohecho y enriquecimiento ilícito, más bien eso le toca a la PGR, y lo que le corresponde a la Función Pública es sancionar las irregularidades administrativas”, minimizando su poder para detener a políticos corruptos.

Las bancadas de las fuerzas políticas lejanas al PRI la señalaron por encubrir a funcionarios públicos mexicanos relacionados a los actos de corrupción de la empresa brasileña Odebrecht. La funcionaria compareció ante la Cámara de Diputados y mientras defendía su suave postura ante la cacería de políticos mexicanos en este caso de corrupción, alegó que se le da mucha importancia al tema de la corrupción, añadiendo que este es un tema “heredado”, que viene “de décadas atrás”.