El asesino de Mara estará en prisión acusado de secuestro, no de abuso sexual y feminicidio

- Por

Lo habían corrido de Uber por ser una amenaza para los usuarios. Antes de eso, se le encontraron nexos con una red criminal de ladrones de combustible. Ricardo Alexis Díaz logró pasar los procesos de seguridad de la empresa Cabify y se le concedió todo permiso para atentar en contra de Mara Castilla, la joven asesinada en Puebla.

Pero no solo eso, el crimen de Ricardo fue el de secuestrar, violar y asesinar a una mujer en México. Se descubrió en su casa, después de días de averiguaciones, que el celular de ella estaba ahí, y también ropa ensangrentada. La escena fue horrible y Ricardo fue detenido. Ahora, el violador y asesino ha sido vinculado a proceso, pero solamente por el delito de secuestro. De lo demás, aún nada.

La fiscalía de Puebla lo ha acusado de abuso sexual y feminicidio. Pero el juez no ha dictado sentencia sobre estos casos. Así que permanecerá en prisión pero solamente como secuestrador. Las investigaciones para vincularlo a estos otros delitos se pueden extender hasta enero del 2018. El Ministerio Público tiene hasta esta fecha para armar la investigación complementaria.

El titular de la Fiscalía General de Puebla, Víctor Carrancá, señaló que sí se se le imputarán los delitos de feminicidio, robo y violación. Mientras, el asesino continuará resguardado en el Cereso de San Miguel, en Puebla. Un penal en donde se han encontrado drogas, armas, celulares y redes de extorsión que operan dentro con toda impunidad.

Ricardo sí había sido detenido en posesión de combustible robado en las zonas de Puebla y Tlaxcala, lugar en donde vivía. Al momento ““se le encontró en posesión, estaba trasladando en su vehículo algunos tambos con gasolina y por eso fue detenido”, señala la fiscalía.

Pero como estaba en proceso de investigación, aún no se le había dictado sentencia por ello contaba con carta de no antecedentes penales. Esto fue suficiente para que los directivos de Cabify le permitieran trabajar en su empresa como chofer, poniendo en riesgo a miles de usuarios. La empresa se ha querido lavar las manos diciendo que con no tener antecedentes penales bastó para confiar en él.

Lo cierto es que empresas como Cabify o Uber no verifican a fondo el perfil criminal y psicológico de sus empleados. Basta con presentar algunos documentos para quedar inscritos en el padrón de conductores activos que operan en varias ciudades del mundo. En el caso de México, son ḿás de 70 mil los conductores de este tipo. ¿Cuántos no se encuentran en situaciones similares a las de Ricardo y operan sin ninguna vigilancia?

“Tenemos en nuestro poder una constancia de no antecedentes penales, expedida por el gobierno del estado de Puebla y el Instituto de Ciencias Forenses, con fecha del 10 de agosto de 2017 en la ciudad de Puebla”, dijo el director de Cabify, Alejandro Sisniega. Alegando que con eso la empresa no se hace responsable de las actitudes de sus conductores con los usuarios. Lo que aumenta el riesgo y refleja el poco interés y seguridad que estos servicios otorgan a las personas.

Resultado de imagen para cabify

Fuente: Cabify Mx

Empresas como Cabify solicitan solamente comprobantes de domicilio, identificación oficial con fotografía, RFC, tarjeta de circulación, licencia de conducir, seguro y factura del vehículo; exámenes psicométricos y toxicológicos. No se realiza una investigación profunda del sujeto por parte de la empresa de transporte. Es decir, no se busca si se tienen procesos en contra del conductor o si ha estado involucrado en actividades ilegales.

El proceso para aplicar estas acusaciones a la sentencia de Ricardo se antoja bastante largo, según los abogados. La familia de Mara no ha realizado declaraciones sobre esta decisión del juez, pero sí se espera que los abogados de la víctima presenten más pruebas y recursos suficientes para que Ricardo cumpla condena por los cargos de abuso sexual y feminicidio.

Mira toda la información en esta nota de Animal Político.